Un soldado del Ejército de Irak. | Europa Press

0

Las autoridades de Irak han anunciado este lunes el arresto de Sami Jasim Muhamad al Yaburi, un hombre cercano al antiguo líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, que ejerció como 'ministro de Finanzas' del grupo yihadista, en una operación «compleja» llevada a cabo en el extranjero.

«Mientras los héroes de las fuerzas de seguridad estaban centrados en la seguridad de las elecciones (parlamentarias del domingo), los colegas de los servicios de Inteligencia llevaban a cabo una completa operación externa para capturar a Sami Jasim», ha dicho el primer ministro iraquí, Mostafá al Kazemi.

Así, Al Kazemi ha subrayado a través de su cuenta en la red social Twitter que el detenido «estaba al frente de las finanzas de Estado Islámico y era un 'número dos' de Abú Bakr al Baghdadi». «Larga vida a Irak y a nuestros valientes héroes», ha apuntado.

Por su parte, la Célula de Medios de Seguridad ha publicado una fotografía de Al Yaburi, alias 'Abú Asia' y 'Abú Abdulqadir al Zubaidi' tras su detención, que ha sido llevada a cabo «en una operación cualitativa de las valientes fuerzas del Servicio Nacional de Inteligencia y operaciones especiales».

«El criminal es considerado uno de los más buscados a nivel internacional y es cercano al comité encargado de gestionar la organización --en referencia a Estado Islámico», ha indicado la Célula de Medios de Seguridad, que ha incidido en que el detenido tiene también lazos con el nuevo líder del grupo yihadista.

En este sentido, ha hecho hincapié en que Estado Islámico «ha sufrido duros golpes durante el periodo reciente con el arresto y la muerte de varios de sus líderes y emires más importantes, lo que mejora la seguridad del país y evita que la organización lleve a cabo sus operaciones criminales en Irak».

«Renovamos nuestro compromiso con el pueblo de Irak de que todas nuestras fuerzas de seguridad serán un ojo que nunca duerme para mantener la seguridad y la estabilidad en todo el país», ha remachado la Célula de Medios de Seguridad en una serie de mensajes publicados a través de Twitter.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones en 2015 contra Al Yaburi por dar apoyo financiero a Estado Islámico y resaltó que el hombre supervisaba las finanzas del grupo yihadista, así como sus operaciones sobre petróleo, gas, antigüedades y recursos minerales.

Así, el Departamento de Estado anunció una recompensa de cinco millones de dólares por información que pudiera llevar a la detención de Al Yaburi, quien previamente había sido miembro de Al Qaeda en Irak (AQI), germen de Estado Islámico.

Al Yaburi fue además el 'número dos' del grupo yihadista en la ciudad de Mosul. Por su parte, Al Baghdadi murió en 2019 durante una operación llevada a cabo por las fuerzas especiales estadounidenses en el noroeste de Siria.

Irak anunció la victoria militar sobre Estado Islámico en diciembre de 2017, cerca de tres años después de que el grupo se hiciera con parte del país y de Siria y proclamara un 'califato' liderado por Al Baghdadi, si bien las células yihadistas de la organización siguen activa y han perpetrado decenas de atentados desde entonces.