1

Una de las principales cadenas de Afganistán, Tolo News, ha vuelto este martes a poner como presentadora a una mujer, después de dos días de incertidumbre en los que los medios han actuado con recelo por el temor a las consecuencias de la toma de Kabul por parte de los talibán.

El responsable de la cadena, Miraqa Popal, ha compartido en sus redes sociales la imagen de una entrevista entre la periodista Beheshta Arghand y un miembro de los talibán, Mawlawi Abdulhaq Hemad, con quien ha hablado de la situación Kabul y de los registros de viviendas que se estarían efectuando.

También ha difundido fotografías en las que se ve a Arghand cubierta con un hiyab durante la reunión matinal de la redacción, así como mensajes de apoyo que alaban el «coraje» de la cadena por no devolver de nuevo al ostracismo a las mujeres tras dos décadas de libertades.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se ha mostrado «profundamente preocupado» por las violaciones de Derechos Humanos que ya se estarían produciendo sobre mujeres y niñas, «que temen una vuelta a los días más oscuros». «Miran a la comunidad internacional buscando apoyo. No debemos abandonarlas», ha advertido este en Twitter.

Durante estos últimos años, los talibán han tratado de lavar su imagen, hasta el punto de que uno de los representantes en las negociaciones de paz con el Gobierno, Suhail Shaheen, aseguró el domingo a la cadena británica BBC que ahora quieren que las mujeres sigan teniendo acceso a educación y empleo.

«Respetaremos los derechos de las mujeres», prometió este portavoz, que sin embargo ya ha anticipado algunas restricciones, como que por ejemplo las mujeres deberían vestir al menos hiyab, un tipo de velo que cubre al menos la cabeza y el pecho y deja el rostro al descubierto.