Las autoridades incrementan los controles con el fin de evitar nuevos posibles brotes. | PublicDomainPictures

11

El Chapare, un virus letal, ha dirigido las miradas de los investigadores en las últimas horas hacia Bolivia, después de constatar las primeras evidencias de la posible propagación en personas en entornos sanitarios. Este tema ha estado presente en la reunión de la Sociedad Americana de Medicina e Higiene Tropical, según ha informado La Razón.

Hasta el momento se han detectado al menos cinco infecciones, tres de ellas con resultado de muerte, cerca de la capital de Bolivia, La Paz, donde las autoridades incrementan los controles con el fin de evitar nuevos posibles brotes, en un contexto sanitario capitalizado por la pandemia del coronavirus.

Según menciona el citado medio, el Chapare no es un desconocido, aunque hasta el momento no se había detectado una presencia destacada en humanos, desde que se descubriera el primer caso el año 2004 en la provincia del mismo nombre.

Los expertos catalogan a este virus, que se propaga al entrar en contacto con elementos contaminados (sangre, orina, saliva o semen) en el apartado de los arenavirus. Al igual que el Ébola, causa también fiebre hemorrágica, y otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal o sarpullido. En última instancia puede causar un fallo multiorgánico y una hemorragia mortal.