0

Un tornado de fuego ha azotado el norte de California, cerca de la frontera con Nevada (EE UU) este sábado. El Servicio Meteorológico Nacional con sede en Reno emitió una advertencia poco antes de que se produjera alertando de que un tornado podía originarse cerca del incendio de Loyalton, que ha quemado más de 809 hectáreas y se inició en el condado de Sierra en el Bosque Nacional Tahoe, según informa NBC.

«El incendio de Loyalton al este de Sierra ha explotado de manera impresionante esta tarde, con un pirocumulus muy grande e informes de tornados de fuego», se leía en el aviso. «Debido a la posibilidad de vientos muy fuertes generados por el fuego y un comportamiento extremo del fuego con peligro para el personal de bomberos, se ha emitido una advertencia de tornado para aumentar la conciencia en el área del incendio».

Las llamas producidas en este tornado de fuego han arrasado ya con 8.000 hectáreas de la zona norte de California, donde se han desalojado varios condados por precaución. Los bomberos solo pudieron acabar con un 5% del fuego en la noche de este sábado.

Los vientos han alcanzado unos 60 mph en el área de California, donde la ola de calor que permanece desde hace unos días han provocado varios apagones. Los meteorólogos de Mittelstadt han continuado controlando la situación y han advertido de que «estas condiciones pueden conducir a más tornados de fuego».

«Todo el mundo debe estar muy alerta y tener mucho cuidado de no crear chispas para que podamos evitar cualquier incendio causado por humanos», han pedido.

Este tipo de fenómenos se producen cuando el aire caliente proveniente de un incendio cambian la dirección de los vientos y estos se mezclan con las cenizas que circulan en el humo, lo que provoca unas condiciones muy peligrosas.