Pandemia de coronavirus

Johnson anticipa el levantamiento de algunas medidas en Reino Unido a partir del lunes

| Londres |

Valorar:
preload
Boris Johnson ha sugerido que algunas de las restricciones podrían levantarse a partir del 11 de mayo

Boris Johnson ha sugerido que algunas de las restricciones podrían levantarse a partir del 11 de mayo

Reuters

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha sugerido que algunas de las restricciones aplicadas en las últimas semanas para contener la expansión del coronavirus podrían levantarse a partir del lunes, 11 de mayo, en su vuelta a la Cámara de los Comunes tras recuperarse de su propio contagio.

Johnson ha comparecido en la sesión del control del Gobierno, donde se ha estrenado ante el nuevo líder laborista, Keir Stamer, que le preguntó al primer ministro si acudiría el lunes a la principal sede legislativa para explicar su plan de reanudación progresiva de las actividades.

El 'premier' ha confirmado que habrá un discurso ese día --no ha aclarado que vaya a ser él quien lo pronuncie--, pero ha matizado que para ese día quiere ya eliminar algunas de esas restricciones. En este sentido, ha anticipado que el domingo, con los datos más actualizados sobre la mesa, se podría hacer algún anuncio.

«Queremos, si es posible, empezar con algunas de las medidas el lunes», ha dicho Johnson, acusado por el líder de la oposición de ser «lento» en sus distintos pasos, entre ellos la orden de confinamiento que entró en vigor el 23 de marzo, con retraso en relación a otros países europeos.

El Gobierno británico informó el martes de más de 29.400 positivos por coronavirus, lo que ha situado a Reino Unido como el país con más víctimas mortales de Europa y solo por detrás de Estados Unidos a nivel mundial. El balance británico se ha disparado en esta última semana tras la inclusión de los fallecidos en residencias de ancianos.

Johnson ha admitido que en estos centros hay una «epidemia» dentro de la crisis sanitaria general y ha dicho «lamentar enormemente» la elevada mortalidad, cuyo alcance aún tratan de determinar las autoridades británicas.

Por otra parte, el jefe del Gobierno de Reino Unido ha aprovechado su comparecencia para prometer que, antes de que acabe mayo, el país realizará 200.000 pruebas de coronavirus al día. El Ejecutivo ya lanzó una promesa similar en abril, cuando se marcó como objetivo las 100.000 pruebas.

El viernes supuestamente alcanzó esta primera meta, pero Starmer ha advertido en la Cámara de los Comunes de que el lunes solo se realizaron 84.000 tests, por debajo de la cifra a la que se había comprometido el Gobierno, según medios británicos.

Dimisión de un asesor

La respuesta política al virus se ha visto sacudida en las últimas horas, además, por la dimisión del epidemiólogo Neil Ferguson como asesor del Gobierno, después de saltarse el confinamiento en al menos dos ocasiones para permitir que una mujer le visitara en su domicilio.

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha reconocido en una entrevista a Sky News estar «sin palabras», si bien ha apuntado que el asesor ha tomado «la decisión correcta al dimitir.

Ferguson ha admitido su «error de juicio» en un mensaje remitido al 'Daily Telegraph', que destapó el escándalo. Ha asegurado que actuó como lo hizo creyéndose «inmune», ya que permaneció aislado en su domicilio tras haberse contagiado de coronavirus.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.