Pandemia de coronavirus

El número de muertos en 24 horas en Francia vuelve a bajar

| París |

Valorar:
preload
Un oficial de policía aplaude frente a un edificio decorado con banderas francesas y mensajes de apoyo para los empleados de salud mientras los vecinos aplauden desde sus ventanas para apoyar al personal médico francés.

Un oficial de policía aplaude frente a un edificio decorado con banderas francesas y mensajes de apoyo para los empleados de salud mientras los vecinos aplauden desde sus ventanas para apoyar al personal médico francés.

CHRISTOPHE PETIT TESSON

El número de muertos diagnosticados con COVID-19 en Francia ha sido de 135 en las últimas 24 horas, ha anunciado este domingo el Ministerio de Sanidad, lo que significa que continúa la tendencia descendente constatada en los días anteriores.

Desde que empezó la epidemia, se han contabilizado 24.895 fallecimientos, de los cuales 15.583 en los hospitales del país y 9.312 en residencias, ha precisado el departamento de Sanidad en un comunicado. El sábado, se habían registrado 166 muertes y el viernes 218.

Este domingo estaban internadas en los hospitales franceses 25.815 personas por una infección de coronavirus, 12 menos que la víspera; y 3.819 se encontraban en cuidados intensivos, 8 menos.

El Ministerio ha destacado que se ha constatado una menor circulación del virus en tres departamentos del país (Gers, Loire Atlantique y Mayenne) lo que ha permitido que se modifique la calificación que reciben de cara al inicio de la desescalada, programada a partir del 11 de mayo.

En la práctica, se ha modificado para los tres el color que los identifica en el mapa de Francia, del naranja al verde, color que se utilizará para permitir allí autorizar algunas medidas suplementarias en el desconfinamiento.

Prácticamente toda la costa atlántica, así como todo el sur de Francia se encuentran ya en verde, mientras que una franja en el norte y en particular en el noreste, incluyendo la región de París con sus más de 12 millones de habitantes, sigue en rojo.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, ha lanzado un mensaje de advertencia para que la población cumpla esta próxima semana las reglas del confinamiento porque en caso contrario, y si el número de casos de enfermos siguiera siendo «demasiado elevado», el comienzo de la desescalada podría aplazarse.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.