Pandemia de coronavirus

Indignación por la muerte del doctor reprobado por alertar del coronavirus

| China |

Valorar:
preload
El pasado 30 de diciembre Li había advertido a sus colegas en un grupo de WeChat (el Whatsapp chino) de que en su hospital habían aislado a siete pacientes.

El pasado 30 de diciembre Li había advertido a sus colegas en un grupo de WeChat (el Whatsapp chino) de que en su hospital habían aislado a siete pacientes.

JEROME FAVRE

La Oficina Municipal de Recursos Humanos y Seguridad Social de Wuhan concluyó que el médico que alertó del coronavirus, Li Wenliang, fallecido al resultar infectado tras haber atendido semanas antes a una mujer afectada de glaucoma, murió por lesiones relacionadas con el trabajo. Será compensado por un seguro de lesiones relacionadas con el trabajo por un total de más de 800.000 yuanes (aproximadamente 104.000 euros estadounidenses) para funerales y otros gastos.

Además la muerte a causa del coronavirus del doctor a quien reprendió la Policía china por haber sido de los primeros en alertar de la nueva neumonía desató un aluvión de reacciones entre la población, muchas de ellas críticas con las autoridades por su actitud hacia el médico.

Críticas

El pasado 30 de diciembre Li había advertido a sus colegas en un grupo de WeChat (el Whatsapp chino) de que en su hospital habían aislado a siete pacientes tras haber sido diagnosticados de una neumonía parecida al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS).
Cuatro días después, el doctor fue convocado por la policía local, que le acusó de «propagar rumores», lo que en China puede suponer 7 años de prisión, y le hizo firmar un escrito reconociendo su «equivocación» para poder volver a su casa.

A otros siete médicos les sucedió también algo similar a lo de Li, cuyo caso se convirtió en detonante de las críticas hacia las autoridades chinas por impedir una actuación a tiempo para contener la epidemia.

En la popular red social china Weibo, similar a Twitter, eran decenas de miles los mensajes que mostraban su tristeza y sus condolencias a la familia de Li, que deja un hijo de cinco años y una mujer embarazada, a la vez que criticaban que se le hubiese castigado en lugar de haberle hecho caso. «Debemos recuperar su reputación y las autoridades tiene que disculparse», afirmaba una usuaria.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.