Concentración en Francia por la reforma de las pensiones. | Efe

0

Las protestas por la reforma de las pensiones en Francia tiene representación. Como toda revuelta y movimiento social ya tiene su símbolo, si de Mayo del 68 quedaron las barricadas en el Barrio Latino de París y, recientemente, los chalecos amarillos lo hicieron la prenda fosforescente, ahora los abogados tiran las togas al suelo.

Debido a la amplitud de sectores a los que afecta, parecía complicado encontrar un símbolo para las propuestas del Gobierno de Emmanuel Macron y su reforma de las pensiones. Sin embargo, los abogados, uno de los sectores más afectados, ha conseguido que sus acciones recorran todos el mundo. El primer grupo de letrados en llevar a cabo esta reivindicación fue en Caen (Normandía), durante una visita de la ministra de Justicia, Nicole Belloubet. Rápidamente el vídeo se compartió por las redes y otros compañeros empezaron a imitarlos.

Después de ellos han sido muchos los que han tirado la toga al suelo como símbolo de desconformidad. En espacios públicos, frente al Palacio de Justicia, en concentraciones, incluso con coreografías.

El Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, aprobó el pasado viernes su reforma de las pensiones mientras las calles estaba llena de protestas. El Consejo de Ministros aprobó dos proyectos de ley para la reforma que empezarán a tramitarse en el Parlamento el 3 de febrero (el 17 en el pleno de la Asamblea Nacional) para su aprobación antes del verano.

El eje cardinal es la convergencia de los 42 regímenes de pensiones actuales en un sistema universal por puntos en el que cada euro cotizado dará los mismos derechos en el momento de la jubilación. Aunque la edad mínima de jubilación seguirá siendo de 62 años, se introduce la noción de «edad de equilibrio» que servirá para garantizar la regla del equilibrio financiero. En la práctica, los que se jubilen antes de llegar a esa «edad de equilibrio», que variará en función de la esperanza de vida, tendrán una penalización, y una bonificación los que se mantengan más tiempo en actividad.

Ante esta reforma y la iniciativa de los abogados, otros sectores se han sumado a la acción y dejan sus herramientas de trabajo en el suelo.