0

Al menos diez personas, entre ellas un niño, han muerto y otras siete han resultado heridas este lunes a causa de la explosión de una bomba al paso de un autobús del Ejército afgano por la localidad de Jalalabad, capital de la provincia de Nangahar (este).

El portavoz del Gobierno provincial, Ataulá Joghyani, ha indicado que todas estas víctimas son civiles, sin pronunciarse sobre posibles bajas entre las filas de los militares, según la cadena de televisión local Tolo TV.

Asimismo, ha detallado que la bomba había sido colocada en un vehículo que ha explotado al paso del autobús, según la cadena afgana 1TV.

Por el momento, ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque. Tanto los talibán como el grupo yihadista Estado Islámico han perpetrado numerosos atentados en Nangarhar durante los últimos meses.