0

Al menos seis personas han perdido la vida este miércoles después de que un terrorista suicida detonase su carga a primera hora en una empresa privada situada en las inmediaciones del aeropuerto de Jalalabad, capital de la provincia oriental afgana de Nangarhar, según ha informado el canal Tolo News.

El portavoz del gobernador provincial, Attaulah Khoghyani, ha confirmado el incidente, según ha publicado el medio en su cuenta de Twitter. Según la agencia de noticias afgana Pajhwok, tres de los fallecidos forman parte del grupo responsable del ataques, mientras que las otras tres víctimas mortales eran trabajadores civiles.

Según la información preliminar, el objetivo del ataque no es el aeropuerto sino una empresa de construcción situada en sus inmediaciones. En estos momentos, las fuerzas de seguridad afganas se están enfrentando a los atacantes.

Situado a unos cinco kilómetros al sureste de Jalalabad, el aeródromo se usa de forma casi exclusiva con fines militares. Afganistán vive una situación de inestabilidad a raíz de los ataques que lanzan los talibán y, desde 2015, el grupo terrorista Estado Islámico.