El calor es inusual en todo el Reino Unido para esta época del año. Imagen captada en el emblemático Puente de Londres. | Reuters

3

Varias unidades de bomberos británicas trabajan este miércoles para contener un incendio declarado en un páramo del norte de Inglaterra, después de que el Reino Unido alcanzase unas temperaturas inusualmente altas para el mes de febrero.

El fuego, que empezó anoche en West Yorkshire, ha sido calificado por algunos testigos como «apocalíptico», aunque ninguna persona ha resultado herida ni ha sido necesaria la evacuación de los residentes de las localidades cercanas, según los bomberos.

El incendio cubre una zona de 1,5 kilómetros cuadrados cerca de la localidad de Marsden, norte inglés, informó la unidad de Bomberos y Rescate de West Yorkshire, que ha admitido que se trata de uno de los fuegos más «grandes que hayamos tenido que lidiar».

La comandante Laura Boocock, de esa unidad, señaló que varios bomberos trabajaron durante la noche para contener las llamas y durante la mañana se enviaron más refuerzos, a la vez que también se han sumado voluntarios de la organización benéfica National Trust, dedicada a preservar edificios históricos en el Reino Unido.

Según los medios, la zona, al igual que el resto del Reino Unido, ha afrontado unas temperaturas inusualmente altas.

El país registró este martes 20,8 grados centígrados, batiendo así el récord de calor en invierno del día anterior -25 de febrero- de 20,3 grados, según el Servicio Meteorológico.