Siete muertos en un ataque al consulado chino en la ciudad paquistaní de Karachi

| Karachi |

Valorar:

Al menos siete personas murieron, entre ellas dos policías y dos civiles, en un ataque hoy contra el consulado chino perpetrado por tres insurgentes en la ciudad de Karachi, centro económico de Pakistán y situada en el sur del país.

«Tres o cuatro hombres armados trataron de entrar en el consulado chino y cuando fueron interceptados comenzaron a disparar sobre la Policía que protegía el complejo», dijo a Efe el portavoz policial, Mohamed Ishfaq.

El ataque comenzó poco antes de las 9.30, hora local (4.30 GMT), cuando los atacantes comenzaron a disparar y a lanzar granadas y, según la fuente, el asalto ya ha sido neutralizado por las fuerzas de seguridad.

«La operación ha terminado», aseguró Ishfaq, que afirmó que los terroristas no lograron entrar en el consulado.

Ishfaq señaló que tres atacantes y dos agentes de Policía han muerto en el ataque, y un guardia de seguridad resultó herido.

Seemi Jamali, portavoz del Hospital Jinnah, donde trasladaron a los fallecidos, indicó a Efe que además de los cuerpos de dos policías, también han recibido los cadáveres de dos civiles, un padre y su hijo que habían ido al consulado a solicitar un visado.

«Todo el personal chino del consulado está seguro», remarcó el portavoz.
El Ejército de Liberación Baluchi, que busca la independencia de la provincia suroccidental de Baluchistán, reivindicó el ataque contra el consulado.

«El objetivo del ataque es claro: no toleraremos la expansión militar china en suelo baluchi», afirmó el grupo en un comunicado.

El ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mehmood Qureshi, condenó el ataque.
«Es un incidente triste. Pakistán y China derrotarán a las fuerzas que quieren detener el desarrollo» del país, afirmó Qureshi.
China cuenta con una gran presencia en territorio paquistaní debido al proyecto Corredor Económico China-Pakistán (CPEC), un multimillonario proyecto de infraestructuras financiado por Pekín con una inversión de 60.000 millones de dólares.

El CPEC, puesto en marcha en 2015, financiará la construcción de una ruta comercial que conectará la ciudad de Kasghar, en la provincia noroccidental china de Xinjiang, con el puerto paquistaní de Gwadar (suroeste) en Baluchistán, proporcionando al gigante chino una puerta al mar Arábigo.

En junio de 2017, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) anunció que había asesinado a dos ciudadanos chinos en la región de Baluchistán.

En mayo de ese año, once operarios que trabajaban en la construcción de una carretera ligada al CPEC fueron asesinados en el distrito de Gwadar.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.