Dennis Rodman viajará a Singapur para apoyar a sus «amigos» Trump y Kim

| Washington |

Valorar:
preload
Donald Trump, Dennis ROdman y Kim Jong-un en un fotomontaje realizado por el exjugador de la NBA.

Donald Trump, Dennis ROdman y Kim Jong-un en un fotomontaje realizado por el exjugador de la NBA.

08-06-2018 | @dennisrodman

El exjugador de baloncesto Dennis Rodman anunció este viernes que viajará a Singapur para prestar a sus «amigos» -el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un- «todo el apoyo necesario» de cara a la cumbre que ambos mandatarios mantendrán el próximo martes.

«Volaré a Singapur para la histórica cumbre. Prestaré todo el apoyo necesario a Donald Trump y al mariscal Kim Jong-un», anunció en su cuenta oficial de Twitter el emblemático ala-pívot de los Detroit Pistons y Chicago Bulls en los años ocheta y noventa.

Para darle mayor empaque al anuncio, Rodman incluyó en su mensaje un montaje fotográfico en el que se le podía ver sonriente, con gafas de sol y vestido con sus ya habituales excéntricos ropajes, rodeado por Trump y Kim, bajo las banderas de ambos países.

Según explicó, los gastos del viaje correrán a cargo de dos de sus empresas patrocinadoras, entre ellas una especializada en el negocio de las criptomonedas en la industria del cannabis.

Preguntado este jueves sobre el asunto, el presiente Trump dijo que Rodman no estaba entre los invitados a la cumbre. Por lo visto en su twitter, Rodman no parece pensar los mismo.

De producirse finalmente, no sería la primera vez que el extravagante exjugador de la NBA, también conocido como «El Gusano», se reúna en persona con el líder norcoreano.

De hecho, justamente el 12 de junio del año pasado, Rodman viajó a Corea del Norte, un país conocido por su gran hermetismo, con el propósito de buscar un mayor acercamiento del mundo exterior al Estado asiático a través de lo que él llamó «diplomacia del baloncesto».

La relación entre Rodman y Kim se remonta a enero de 2014, cuando el antiguo ala-pívot viajó a Pyongyang junto con otros exjugadores de la NBA para deleitar al líder norcoreano con un partido de baloncesto de exhibición con motivo de su cumpleaños.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.