Ahed Tamimi, la chica palestina que se enfrentó a un soldado, antes de la vista en la que la Fiscalía ha pedido que se la juzgue por asalto con agravantes e insultos a un militar. | Reuters

10

Ahed Tamimi, una adolescente palestina de 16 años que propinó el 15 de diciembre bofetadas y patadas a un soldado israelí durante una protesta en Cisjordania, responderá ante un tribunal militar por un delito de asalto, según ha revelado este jueves la Fiscalía.

El incidente tuvo lugar en la localidad de Nabi Saleh, en plena ola de protestas contra la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital israelí. Tres días después del ataque la menor fue detenida.

Las imágenes de la acción han circulado especialmente en las redes sociales, donde Tamimi ha sido jaleada por parte de quienes la consideran poco menos que una heroína de la rebelión frente a la ocupación. En el otro lado, el Ejército israelí se ha visto obligado a defender que su militar actuó de forma «profesional» al no responder a las agresiones, después de las críticas expresadas principalmente por ultraconservadores.

Una corte militar de la prisión de Ofer, cerca de la ciudad de Ramala, ha acogido este jueves una vista en la que la Fiscalía ha pedido que se juzgue a la adolescente por asalto con agravantes e insultos a un soldado.

También ha solicitado que se amplíe la prisión preventiva de la joven, para ultimar el pliego de cargos.