0

Más de 5 millones de niños necesitan ayuda urgente en Irak, señaló el jueves la ONU, que describió la guerra contra el Estado Islámico como «una de las más brutales» de la historia moderna.

«En Irak, los niños siguen siendo testigos del horror y de una violencia inimaginable», dijo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en un comunicado.

«Se los ha asesinado, herido, secuestrado y obligado a disparar y matar en una de las guerras más brutales de la historia moderna», agregó UNICEF.

En la ciudad de Mosul, los niños están siendo blanco del Estado Islámico (EI) y son asesinados como castigo a las familias y para impedirles la huida, manifestó la agencia de la ONU.

Las organizaciones internacionales estiman que más de 100.000 civiles, de los cuales la mitad son niños, están atrapados en condiciones extremadamente peligrosas en el centro de la Ciudad Antigua, el último distrito bajo control de los militantes extremistas en Mosul.

Más de 1.000 niños fueron asesinados y más de 1.100 han sido heridos o mutilados desde 2014, cuando los extremistas de EI tomaron el control de largas extensiones de Irak, dijo. Más de 4.650 niños han sido separados de sus familias.

El grupo radical perdió gran parte de las ciudades iraquíes que llegó a controlar, tras una serie de ofensivas respaldadas por Estados Unidos que comenzaron en 2015. También está cerca de perder todo Mosul, la ciudad del norte que sirvió de capital de su autoproclamado califato.