0

Los líderes de las instituciones de la Unión Europea (UE) respiran tranquilos después de la incontestable victoria de este domingo del centrista y proeuropeo Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de Francia y confían en que ello contribuirá a una Europa «mas fuerte y justa».

«¡Enhorabuena Emmanuel Macron! Feliz de que los franceses hayan elegido un futuro europeo. Juntos por una Europa más fuerte y más justa», escribió el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en un mensaje en la red social Twitter pocos minutos después de conocerse las primeras estimaciones oficiales.

Los máximos dirigentes de la UE fueron inusualmente rápidos en reaccionar a los resultados de la segunda vuelta de los comicios, en la que Macron se ha impuesto a la candidata ultraderechista, Marine Le Pen, con un 65 % de los votos, según las primeras proyecciones de los institutos demoscópicos.

No es de extrañar si se tiene en cuenta que en Bruselas los comicios franceses se habían interpretado como una suerte de referéndum sobre la UE, bajo la asunción de que la victoria de Le Pen, que proponía la salida de Francia del euro y un referéndum sobre su retirada del bloque comunitario, habría asestado un duro golpe al ya maltrecho proyecto europeo.

Es por ello que las felicitaciones transmitidas hoy a un candidato que, contrariamente a la costumbre, había recibido el apoyo explícito de las instituciones, rezuman alivio e interpretan la victoria de Macron como la de los valores europeos.

«Me alegro de que las ideas que ha defendido de una Europa fuerte y progresista que protege a todos sus ciudadanos sean aquellas que Francia bajo su presidencia va a presentar durante el debate sobre el futuro de Europa», afirma Juncker en la carta que ha enviado al político francés para felicitarle en nombre de todo el colegio de comisarios.

En ella, subraya que durante la campaña «exigente y difícil» se han opuesto dos visiones sobre el futuro del país «a veces diametralmente opuestas» y recuerda a Macron que la construcción europea está «estrechamente ligada» a la de Francia.

«Tengo plena confianza en que nuestra colaboración será muy fructífera y nos permitirá avanzar juntos hacia nuestros objetivos comunes», concluye Juncker, poniendo de manifiesto la fe que Bruselas tiene depositada en Macron.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por su parte, felicitó a Macron y a los franceses: «Han elegido la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad y dicho no a la tiranía de las 'fake news'» (noticias falsas)», escribió las redes sociales.

En la recta final de la campaña, el movimiento de Emmanuel Macron fue víctima de un pirateo masivo y la comisión electoral francesa pidió que no se difundiesen los documentos internos obtenidos de este modo.

El exministro de Economía francés recibió también la felicitación casi unánime de los líderes de los grupos políticos de la Eurocámara y de su presidente, el conservador italiano Antonio Tajani, que ha sido el primero en darle la enhorabuena a través de la red social Twitter.

«Contamos con una Francia que contribuya a cambiar la Unión (Europea) para acercarla a los ciudadanos», escribió Tajani.

El líder del Grupo Popular Europeo en la Eurocámara, el alemán Manfred Weber, expresaba su «inmenso alivio» por la victoria de Macron y aseguraba que «esta elección muestra que la gente está lista para luchar contra el extremismo y el populismo».

«Pero no nos debería hacer olvidar el mensaje que los franceses han enviado a su clase política y a toda Europa: sus aspiraciones por una profunda renovación y un futuro mejor», añadió.

«Enhorabuena a Emmanuel Macron por su estupenda victoria y su inquebrantable compromiso con los ideales europeos», dijo el líder de la Alianza de los Demócratas y Liberales, el belga Guy Verhofstadt.

También el grupo de los Verdes y el de los Conservadores y Reformistas felicitaron a Macron a través de comunicados.

«El peligro ya ha pasado», subrayó el jefe de los Socialistas y Demócratas en la Eurocámara, el italiano Gianni Pittella, resumiendo la sensación que se respira hoy en Bruselas.