El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió de urgencia para analizar el ataque químico en la localidad siria de Jan Shijún, aunque no se tomó ninguna decisión. | Efe

0

El ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag, informó que las autopsias realizadas en víctimas del ataque perpetrado el martes en la provincia siria de Idlib han confirmado el uso de armas químicas.

«Se han hecho autopsias en tres cadáveres que se llevaron de Idlib a Adana (sur de Turquía). Participaron forenses y representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Como resultado de las autopsias se ha comprobado el empleo de armas químicas», dijo Bozdag a la agencia semipública turca Anadolu.

El ministro turco de Salud, Recep Akdag, había dicho ayer que existían «pruebas» del uso de armas químicas en este ataque, que atribuyó a las fuerzas del régimen de Bachar al Assad, aunque estas han negado su implicación.

Tras el ataque al municipio de Jan Shijún, ocurrido el martes, que causó más de 80 muertos y centenares de heridos, 30 de los afectados fueron trasladados a hospitales en Turquía, sin excluir nuevos traslados o envíos de equipos médicos a la zona.

Noticias relacionadas

Turquía calificó ayer el ataque de «crimen de guerra y crimen contra la humanidad».

Consejo de Seguridad bloqueado

Asimismo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no votó finalmente el borrador de resolución presentado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia sobre el supuesto ataque químico, debido a que no contaba con el apoyo de nueve de los 15 miembros del organismo.

Horas antes, el Gobierno ruso tildó de «inaceptable» el proyecto, entre otras cosas porque se sustenta en información ofrecida por dos organizaciones cuya credibilidad Moscú pone en tela de juicio.

«El texto presentado es rotundamente inaceptable», dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, subrayando que el proyecto «anticipa los resultados de la investigación y simplemente señala a los culpables».

Según la portavoz, Rusia considera que actualmente no es necesario aprobar una nueva resolución al respecto y que «son suficientes las decisiones tomadas anteriormente para llevar a cabo una investigación escrupulosa de este hecho».