0

El Parlamento de Corea del Sur aprobó este viernes con más de dos tercios de los votos la destitución de la presidenta Park Geun-hye, implicada en el grave escándalo de la «Rasputina coreana».

El «sí» al proceso de destitución ganó con 234 papeletas a favor, 56 en contra, 7 votos nulos y 2 abstenciones poco más de una hora después de comenzar la sesión en la que votaron 299 de los 300 representantes de la cámara baja.

La pelota cae ahora en el tejado del Tribunal Constitucional, donde al menos seis de sus nueve jueces deben dar el visto bueno a la decisión del parlamento, en un proceso que llevaría 180 días como máximo.