Las fuerzas especiales iraquíes rompen la línea de frente en los combates en Mosul

Mosul, Irak |

Valorar:
preload
Los combates en la segunda ciudad del país están causando un ingente número de desplazados.

Los combates en la segunda ciudad del país están causando un ingente número de desplazados.

AHMED JADALLAH

Las fuerzas especiales de Irak han logrado este miércoles romper la línea de frente en su lucha contra Estado Islámico en la ciudad de Mosul, según el portavoz del Servicio Antiterrorista, Sabah al Numan.

En declaraciones a la cadena de televisión británica BBC, Al Numan ha resaltado que las fuerzas especiales «han liberado un área muy importante que es la puerta principal a Mosul desde el este».

Así, y tras asegurar que ha sido una lucha «muy dura» con Estado Islámico en la zona, ha resaltado que «fue liberada muy pronto y sin sufrir bajas».

El avance ha tenido lugar apenas un día después de que las fuerzas gubernamentales entraran en los alrededores de la ciudad por primera vez desde junio de 2014, cuando cayó en manos del grupo yihadista.

Durante la jornada, las fuerzas especiales lograron hacerse con el control de la sede de la televisión iraquí en Mosul, en la primera conquista que realizan las fuerzas iraquíes dentro de la ciudad desde que se inició la ofensiva hace dos semanas.

Asesinato de 52 jóvenes

Asimismo, los yihadistas asesinaron a tiros a 52 jóvenes en un colegio público situado en el este de la ciudad.

Uno de los dirigentes de los llamados Caballeros de Mosul, los grupos de vecinos armados que resisten al EI en el interior de la ciudad, Mohamed al Musali, explicó por teléfono que las víctimas eran antiguos efectivos de las fuerzas de seguridad.

Estos jóvenes habían no obstante mostrado su «arrepentimiento» ante el EI por su anterior profesión, lo que no evitó ahora su ejecución, como ocurrió también el pasado 27 de octubre con otro medio centenar de antiguos uniformados.

Huída hacia el este de la ciudad

La mayoría de los combatientes del grupo yihadista se han retirado de la zona oriental de Mosul ante el avance de las tropas iraquíes y peshmerga kurdos.

El jefe de seguridad de la provincia de Nínive, Mohamed al Bayati, explicó que la irrupción este martes de las fuerzas gubernamentales por el frente oriental provocó la huida de los yihadistas hacia los barrios ubicados en la orilla occidental del río Tigris.

Militares y policías iraquíes, milicianos chiíes y peshmerga han estado avanzando por varios frentes hacia Mosul, con el apoyo de la aviación de combate de la coalición liderada por Estados Unidos. Las fuerzas especiales que avanzan desde el este son las que están logrando mayores avances.

Mosul es mucho mayor que cualquier otra ciudad que controle Estado Islámico en el resto de Irak o en Siria. Su recuperación supondría un duro golpe para el autoproclamado califato de Irak y Siria.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.