0

Al menos 42 personas, entre ellas once menores, murieron este sábado en la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, por bombardeos de la aviación del régimen de Bachar al Asad, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

De acuerdo con la fuente, un ataque dirigido contra varias zonas de la localidad de Kafr Ueid causó la muerte a al menos 26 personas y heridas graves a otras.

Hubo otro bombardeo contra un mercado de la población de Saraqeb, con al menos 16 civiles fallecidos y un número indeterminado de heridos.

La ONG no descartó que la cifra de muertos en ambos ataques pueda aumentar, debido a la gravedad de algunos heridos.

Por otra parte, al menos 19 integrantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) perecieron por bombardeos contra sus posiciones en el campo petrolero de Al Omr, en la periferia de la provincia nororiental de Deir al Zur, uno de los bastiones de esta organización extremista.

Se desconoce si estos ataques aéreos fueron llevados a cabo por la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, o por el régimen sirio.

El secretario de Defensa de EEUU, Ash Carter, reveló este sábado que fuerzas especiales de su país mataron la pasada madrugada en Siria a uno de los líderes del EI, conocido como Abu Sayyaf.