5

Las autoridades de aviación civil de Estados Unidos prohibieron ayer a las aerolíneas estadounidenses volar a o desde Tel Aviv, después de que un cohete impactara en las inmediaciones del aeropuerto internacional Ben Gurión de la capital israelí. La Administración Federal de Aviación de EEUU (FAA, en inglés) notificó la prohibición que, por el momento, durará 24 horas desde su emisión.

«El aviso fue emitido en respuesta a un ataque con cohete que aterrizó aproximadamente a una milla del aeropuerto internacional Ben Gurión en la mañana del 22 de julio de 2014», apuntó la agencia en su comunicado, apenas unos minutos después de que varias compañías aéreas anunciaran la suspensión de sus conexiones con Tel Aviv. «La FAA continuará vigilando y evaluando la situación. Nuevas instrucciones serán provistas a las aerolíneas de Estados Unidos una vez que las condiciones lo permitan, pero no más tarde de las 24 horas desde que entrara en vigor la notificación», agregó la agencia.

Europa

Varias aerolíneas europeas siguieron los pasos de las estadounidenses, cancelando al menos los vuelos previstos para las horas posteriores al impacto, como las alemanas Lufthansa y Air Berlin, así como la francesa Air France y la española Iberia, que decidió cancelar anoche el vuelo con destino a Tel Aviv. Vueling suspende dos sus vuelos entre Barcelona y Tel Aviv. Y es que la explosión del cohete cerca del aeropuerto desató la alarma internacional al recordar el reciente avión derribado en Ucrania.

El aeropuerto Ben Gurión es el más grande de Israel y concentra el 95 % de los vuelos internacionales del país. El cohete que ha provocado las suspensiones aéreas fue lanzado por Hamás contra Israel y causó daños considerables en una vivienda. El proyectil que impactó en las proximidades del aeropuerto Ben Gurión era del tipo M75 y formaba parte de una andanada disparada contra el área metropolitana de Tel Aviv, aunque éste sí que consiguió cruzar el escudo del sistema antimisiles «Cúpula de Hierro».