La refinería de Baiji, la más importante del país, en poder de los milicianos del ISIS. | THAIER AL-SUDANI

0

El jefe de Estado Mayor de la Defensa de Estados Unidos, el general Martin Dempsey, desveló ayer que el Gobierno de Irak ha pedido al Ejecutivo norteamericano apoyo aéreo para atacar a los milicianos del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que controlan varias ciudades del norte del país desde hace una semana y amenazan con llegar a Bagdad.

«Tenemos una petición de apoyo aéreo del Gobierno iraquí» para contrarrestar a los milicianos del ISIS, aseguró el jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor de Estados Unidos, en una comparecencia ante una subcomisión del Senado norteamericano.

Preguntado sobre si Estados Unidos va a responder a esa petición, el general Dempsey aseguró que el «interés de la seguridad nacional» de Estados Unidos exige «contrarrestar al ISIS donde quiera que esté».

Las declaraciones del jefe de Estado Mayor de Estados Unidos llegan poco después de que el ministro de Asuntos Exteriores iraquí, Hoshiar Zebari, reconociera que han pedido a Estados Unidos que les dé apoyo aéreo.

«Hemos pedido a Estados Unidos que lance ataques aéreos contra los milicianos», aseguró Zebari, según informó la cadena de televisión Al Arabiya.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, descartó, por ahora, bombardear las posiciones de los extremistas suníes en Irak, según informó ayer el diario Wall Street Journal , que destaca que opta por buscar apoyo político en la región y ofrecer inteligencia al Ejército iraquí.

Estrategias

Obama se decanta por el momento por estrategias como «proporcionar inteligencia al Ejército iraquí, lidiar con las divisiones políticas del país y buscar el apoyo de aliados regionales», según explica el diario financiero, que cita a funcionarios estadounidenses.

«En lo que el presidente está centrado es en una estrategia integral, no sólo en una respuesta militar rápida», indicó al diario un alto funcionario, que pidió el anonimato.