Merkel acepta el salario mínimo para lograr la gran coalición con el SPD

La canciller alemana califica de «éxito» el rescate bancario español

| Berlín |

Valorar:
preload
Merkel da un discurso durante su participación en un congreso organizado por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' en Berlín.

Merkel da un discurso durante su participación en un congreso organizado por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' en Berlín.

22-11-2013 | HANNIBAL HANSCHKE

La canciller Angela Merkel indicó que está dispuesta a aceptar un salario mínimo como precio para asegurar su tercer mandato con los socialdemócratas, informa la agencia Bloomberg.

La concesión de Merkel al partido que derrotó el 22 de septiembre en las elecciones elimina uno de los mayores obstáculos a la formación de la llamada gran coalición entre la CDU y el SPD, liderado por Sigmar Gabriel. Los principales negociadores mantuvieron una séptima ronda de conversaciones.

«Voy a tener que estar de acuerdo con las cosas que he descrito como un enfoque equivocado en mi campaña», dijo Merkel en un discurso pronunciado antes de las conversaciones. «Una visión realista de la situación conduce muy rápidamente a la conclusión de que los socialdemócratas no cerrarán estas negociaciones sin» un salario mínimo nacional, dijo.

Éxitos

Por otra parte, Merkel ha destacado los éxitos logrados por Europa en los últimos años para superar la crisis y, en concreto, ha hecho referencia al rescate de Irlanda y al programa de ayuda para la reestructuración del sector bancario de España.

En una conferencia económica organizada por Süddeutsche Zeitung , Merkel señaló que Europa ha conseguido reducir los déficits presupuestarios de los países, rebajar los costes laborales y registrar unos menores déficits por cuenta corriente.

Además de incidir en el éxito de los programas de ayuda a España e Irlanda, la canciller también subrayó que Portugal está en una senda «muy difícil», pero «muy buena».

Por otro lado, Merkel rechazó la posibilidad de que Alemania reduzca de forma artificial sus exportaciones, después de las críticas al país por su elevado superávit comercial, y defendió que Europa debería ser más competitiva en general.

En su opinión, sería «absurdo» que las compañías alemanas recortaran su producción o comprometieran la calidad de sus productos, algo que no sería indicativo del éxito de Europa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.