El niño se saltó el protocolo y se acercó al Papa durante su discurso. | Fuente: Youtube

11

Un niño de seis años se ha convertido en el protagonista absoluto de las Jornadas por la Familia celebradas en el Vaticano al saltarse el protocolo propio de estos eventos y lanzarse hacia el lugar en el que el pontífice pronunciaba su discurso, robándole el asiento primero y abrazándose a su sotana posteriormente.

Pese a que varios de los miembros de la seguridad del evento trataron de devolver al pequeño a su lugar, éste pataleó hasta que finalmente éstos desistieron y le permitieron quedarse, de modo que el Papa tuvo que terminar su discurso con el niño abrazado a sus piernas