El Rey ve necesario renovar las cumbres para adaptarse mejor a la realidad y ser más eficaces

| Panamá |

Valorar:
preload
Acto de inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá.

Acto de inauguración de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá.

19-10-2013 | Efe

El Rey ha defendido la necesidad de renovar las Cumbres Iberoamericanas -que pasarán a ser bienales- para que se adapten «mejor a la realidad internacional» y tengan «más eficacia».

Así se ha expresado en un mensaje de vídeo grabado en el Palacio de la Zarzuela y que se ha emitido en la ceremonia de apertura de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá, que bate récord de ausencias (faltan 12 mandatarios) y que no cuenta con ningún dirigente de izquierdas entre los jefes de Estado y de Gobierno participantes.

El mensaje del Rey se grabó esta semana en el Palacio de la Zarzuela. El jefe del Estado aparece sentado detrás de la mesa de su despacho y aparece bastante más delgado que antes de su última operación de cadera.

Don Juan Carlos ha confiando en poder estar presente en la próxima cumbre en Veracruz (México) en 2014 y ha comenzado su saludo a sus colegas iberoamericanos bromeando sobre su reciente operación de cadera. «Como sabéis, he tenido que pasar por el taller recientemente», afirma y explica que esta circunstancia le hace «imposible» estar presente en Panamá, por vez primera en la historia de estas reuniones, que comenzaron en 1991.

«Pero, aprovechando que hoy no hay prácticamente fronteras para las comunicaciones, he querido estar presente en la distancia y enviaros a todos un mensaje lleno de afecto. Gracias, de corazón, por los deseos de recuperación que me habéis hecho llegar», ha dicho, primero en español y después en portugués.

Don Juan Carlos subraya que esta XXIII Cumbre Iberoamericana «reúne circunstancias muy relevantes para el desarrollo y el fortalecimiento de la Conferencia Iberoamericana». «Se trata de la Cumbre de la renovación que permitirá, por un lado, adaptar mejor nuestras reuniones a la realidad internacional actual. Y, por otro, adecuar la Secretaría General Iberoamericana para que cumpla, con más eficacia, sus cometidos reforzados en el ámbito de la cultura y la cooperación», ha indicado.

En esta cita, los líderes iberoamericanos están llamados a decidir que, a partir del próximo año, estas cumbres pasen a celebrarse una vez cada dos años, alternándose con las cumbres entre la UE con América Latina y el Caribe.

También deben aprobar la sugerencia del grupo de reflexión sobre el futuro de las cumbres que presidió el expresidente chileno Ricardo Lagos de reforzar la SEGIB, integrando en su estructura el resto de organizaciones iberoamericanas. El 'informe Lagos' también propone modificar el reparto actual de cuotas a la SEGIB, financiada en la actualidad en un 60% por España, un 10 por ciento por Portugal y el resto por los países latinoamericanos.

Sugiere pasar a una proporción de 60/40. Esto es, que España aporte el 55%, Portugal y Andorra un 5 por ciento y los países latinoamericanos el 40 por ciento, a repartir en función de la escala de cuotas de la ONU. A medio plazo se debería ir a una proporción de 50/50 entre las cuotas que aportan América Latina, por un lado, y los países europeos por otro.

En su mensaje, el Rey señala que España, que en esta cumbre está representada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «entiende que la renovación» de la conferencia «es necesaria para atender mejor» a la Comunidad Iberoamericana de Naciones.

Tras dar la «enhorabuena» al presidente panameño, Ricardo Martinelli, por la organización de la cumbre, el Rey ha agradecido al secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, que en enero termina su mandato, su trabajo al frente de la SEGIB en los últimos ocho años.

RAJOY: ESPAÑA «SE HA DADO CUENTA DE POR DONDE VA EL MUNDO»

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reiterado el interés de su Gobierno en la reciente Alianza del Pacífico que conforman México, Perú, Colombia y Chile y que aspira a constituir un área de libre comercio y circulación de personas porque, ha dicho, «España se ha dado cuenta de por dónde va el mundo».

En su segunda actividad en Panamá, el jefe del Ejecutivo ha participado en un panel del IX Encuentro Empresarial que precede a la Cumbre Iberoamericana, y que ha estado dedicado a analizar la influencia de la Alianza del Pacífico en América Latina, un nuevo proceso de integración en el que España participa con estatus de observador.

Rajoy ha saludado la mayor apertura comercial y la seguridad jurídica que busca la Alianza del Pacífico porque será «útil» para todos y ha considerado que España puede aportar a sus miembros su experiencia como socio parte del mayor experimento de integración política y económica que existe en el mundo, la UE, que a pesar de la crisis que padece en la actualidad, ha aportado «muchísimo progreso» a sus ciudadanos.

Aunque España es un país europeo y mediterráneo, «se ha dado cuenta de por dónde va el mundo», ha dicho Rajoy, como demuestra el hecho de que las exportaciones españolas que más han crecido este año sean, por este orden, las de bienes de equipo a Asia, productos alimentarios a América Latina y las de automóviles a Africa.

ARGENTINA ESTARA AL LADO DE ESPAÑA EN SU RECLAMACION SOBRE GIBRALTAR

Asimismo, durante la Cumbre el Gobierno argentino ha confirmado que «siempre» apoyará la «legítima» reivindicación de España sobre la soberanía de Gibraltar, como España respalda el llamamiento argentino a Reino Unido para que acceda a discutir sobre la disputa histórica en relación con las islas Malvinas.

En la reunión de cancilleres previa a la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá, el ministro argentino de Exteriores, Héctor Timmermans, ha agradecido el tradicional apoyo de España en los comunicados especiales que los líderes iberoamericanos aprueban cada año en relación con su reivindicación sobre las Malvinas.

Timmermans ha garantizado que el pueblo argentino «siempre estará al lado de España en su reclamo por sus legítimos derechos sobre Gibraltar». «Lo haremos a viva voz, en silencio, pero siempre con el corazón en el cariño que tenemos a España», ha indicado.

El canciller argentino se ha expresado en estos términos después de que el ministro español, José Manuel García-Margallo, comprometiese el apoyo de España a la petición argentina para que el Reino Unido acceda a dialogar sobre la soberanía de las Malvinas. García-Margallo también ha indicado que espera de sus socios iberoamericanos el mismo respaldo a la reivindicación española sobre Gibraltar.

LA CUMBRE RECONOCE EL COMPROMISO DEL REY CON AMERICA LATINA

La XXIII Cumbre Iberoamericana se inauguró en el Centro de Convenciones Figali, de Panamá, con un discurso del secretario General Iberoamericano, Enrique V. Iglesias, quien reconoció el papel del Rey de España en la consolidación de estos encuentros y su compromiso con Latinoamérica.

Iglesias, quien que tras ocho años en el cargo se despide en esta cumbre, «la cumbre del cambio», envió un mensaje de «particular aprecio» a Don Juan Carlos, cuyo compromiso con esta iniciativa ha sido «fundamental», y saludó también al Príncipe Felipe que asistió como invitado.

«Don Juan Carlos con Iberoamérica han contribuido a que los ideales que inspiraron su creación sean hoy una realidad en marcha. Sería imposible evaluar sus logros sin reconocer su apoyo, así como el de todos los Gobiernos de España, hoy representado por su Presidente, don Mariano Rajoy», señaló Iglesias.

El Rey, quien por su reciente operación no pudo asistir a la Cumbre, sí estuvo presente a través de un mensaje grabado en el que disculpó su ausencia porque «he tenido que pasar por el taller», si bien mostró su confianza en poder estar presente en la próxima cumbre en Veracruz (México) en 2014.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.