La industria de armas rusa desmiente que haya entregado misiles a Al Asad

Una estadounidense y un británico mueren luchando con los rebeldes sirios

| Moscú |

Valorar:
preload
Documentación de Monica Mansfield Speelman, ciudadana estadounidense abatida con los rebeldes sirios.

Documentación de Monica Mansfield Speelman, ciudadana estadounidense abatida con los rebeldes sirios.

31-05-2013 | REUTERS TV

Los misiles antiaéreos S-300 rusos probablemente llegarán a Siria en unos meses, pero más ataques aéreos israelíes o la creación de una zona de exclusión aérea podrían acelerar su entrega, dijo una fuente rusa de la industria de las armas.

Rusia, un aliado del presidente sirio Bashar al Asad, dijo que cumplirá una orden de misiles de largo alcance tierra-aire a Siria como un disuasivo a una intervención militar extranjera.

Y, en vista de que Moscú cumplirá con otros acuerdos, el jefe del fabricante de aviones ruso MiG dijo que cuenta con proveer a Siria al menos 10 aviones de combate MiG-29.

Otoño

«Acerca de las entregas de los S-300, éstas pueden comenzar no antes del otoño», dijo ayer una fuente de la industria de armas a la agencia de noticias Interfax, bajo condición de anonimato.

«Técnicamente es posible, pero mucho dependerá de cómo la situación se desarrolle en la región y la posición de países occidentales», agregó.

Sin nombrar a Israel específicamente, Interfax parafraseó a la fuente diciendo que los «ataques aéreos sobre Siria por parte de un Gobierno vecino o la introducción de una llamada zona de exclusión aérea sobre Siria podrían servir como un pretexto para acelerar las entregas de los S-300».

Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso Vladimir Putin en temas de política exterior, dijo que los contratos deben ser cumplidos pero que Rusia no provee armas «que puedan ser sujeto de sanciones internacionales».

FBI

Fuerzas leales al régimen que preside Bashar al Asad mataron ayer en una emboscada a un ciudadano británico musulmán y a una estadounidense musulmana conversa que se encontraban con las fuerzas rebeldes en una misión de exploración en la ciudad de Idlib, en el norte de Siria, informaron los medios estatales sirios.

La mujer ha sido identificada como Monica Mansfield Speelman y su muerte ha sido confirmada por su tía Nicole Mansfield, que ha explicado a Reuters que el FBI le ha comunicado esta tarde el fallecimiento de su sobrina, que era originaria de Flint.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.