European Central Bank (ECB) President Mario Draghi gestures during the monthly ECB news conference in Frankfurt April 4, 2013. The European Central Bank held its main interest rate at a record low of 0.75 percent on Thursday, as it waits to see whether the economy stabilises or a recent slew of weak economic data is a start of another downturn. REUTERS/Lisi Niesner (GERMANY - Tags: BUSINESS) | LISI NIESNER

1

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró que el rescate de Chipre «no es un modelo» que se vaya a aplicar a otros países y que la propuesta de su entidad no contemplaba la participación de los depositantes.

El presidente del BCE atribuyó a un «malentendido» unas controvertidas declaraciones del jefe del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, según las cuales el rescate aplicado a la isla mediterránea tendrían ese carácter de modelo. «Chipre no es un punto de inflexión en la zona del euro», aseguró el presidente del BCE.

Draghi rechazó las críticas de que la entidad monetaria del euro haya actuado de una forma política en el rescate de Chipre de 10.000 millones de euros, que por primera vez incluye la participación de depósitos y que obligó a un control temporal del tráfico de capitales.

De forma correcta

«La opinión de que hemos actuado de forma política no es correcta», dijo el presidente del BCE. También explicó que, como en otros casos, se ha concedido provisión urgente de liquidez una vez que los países tenían un rescate que garantizaba la solvencia de su sistema bancario.

También explicó que, como en otros casos, se ha concedido provisión urgente de liquidez una vez que los países tenían un rescate que garantizaba la solvencia de su sistema bancario.

El presidente del BCE explicó también que «la débil actividad económica se ha extendido al comienzo del año y se prevé una recuperación gradual para la segunda mitad del año, sujeta a riesgos a la baja».

Por otra parte aseguró que «las expectativas de inflación para la zona del euro continúan firmemente ancladas en línea con nuestro objetivo de mantener la tasa de inflación por debajo pero cerca del 2 % a medio plazo». El BCE observa «muy de cerca las condiciones del mercado de dinero y su posible impacto en nuestra política monetaria y su trasmisión a la economía», señaló.

Añadió asimismo que «como he dicho en otras ocasiones, continuaremos con un procedimiento de subasta a tipo de interés fijo y adjudicación plena todo el tiempo que sea necesario», lo que supone que se prestará a los bancos toda la liquidez que necesiten. Draghi afirmó que «tenemos que ser conscientes de lo que podemos hacer y de lo que no podemos hacer» y dijo que el BCE mira «varios instrumentos, varias herramientas» para impulsar el crecimiento más allá de bajar los tipos de interés.