Cameron planteará un referéndum sobre la salida de la UE si gana en 2015

El primer ministro advierte a los británicos: «Será un billete de ida, no de ida y vuelta»

|

Valorar:
preload
El primer ministro británico, David Cameron, durante su discurso sobre las relaciones entre el Reino Unido y Europa en Londres.

El primer ministro británico, David Cameron, durante su discurso sobre las relaciones entre el Reino Unido y Europa en Londres.

23-01-2013 | FACUNDO ARRIZABALAGA

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, se comprometió a consultar a los británicos en un referéndum si quieren «quedarse o salir» de la Unión Europea (UE), siempre y cuando gane las elecciones en 2015. El líder conservador puso fin a meses de conjeturas al anunciar que buscará renegociar la relación del Reino Unido con la UE y que dejará en manos de los británicos la decisión final sobre si optan por permanecer o salir de la UE en una consulta que se celebrará antes de que concluya 2017.

Será un «billete de ida» y «no uno de ida y vuelta», dijo Cameron, en un discurso muy esperado en Londres, que ha provocado un debate muy acalorado dentro y fuera de las fronteras británicas. La oposición laborista ha acusado al primer ministro de ceder a las presiones de la poderosa ala euroescéptica del Partido Conservador, que lleva décadas pidiendo un referéndum.

Las críticas llegaron también del exprimer ministro laborista Tony Blair, que comparó la perspectiva de salir de la UE con amenazar con pegarse un «tiro en la cabeza» teniendo en cuenta las dificultades por las que atraviesan actualmente muchos países.

Perjuicio para el empleo

En esta ocasión, el viceprimer ministro, el liberaldemócrata Nick Clegg, se alineó con los laboristas al advertir de que la consulta perjudicará la economía y el empleo, y no es de interés nacional. Sin embargo, el primer ministro justificó su decisión en tres «desafíos» que, en su opinión, afrontan los países de la Unión: los problemas financieros en la eurozona, la falta de competitividad y la frustración que siente la gente ante la actual crisis.

Según Cameron, los pueblos están frustrados de que no pueden tomar decisiones y ven cómo baja su calidad de vida. «Estamos empezando a ver esto en manifestaciones callejeras en Atenas, Madrid y Roma. Estamos viendo en los Parlamentos de Berlín, Helsinki y La Haya», destacó Cameron.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.