Netanyahu gana las elecciones pero pierde fuerza frente al centro-izquierda

El partido del expresentador de TV Yair Lapid da la sorpresa y se sitúa como segunda fuerza

| Jerusalén |

Valorar:
preload
Benjamin Netanyahu saluda a sus seguidores en Tel Aviv tras anunciar su victoria.

Benjamin Netanyahu saluda a sus seguidores en Tel Aviv tras anunciar su victoria.

23-01-2013 | BAZ RATNER

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llamó anoche a Yair Lapid, líder del partido de centro Yesh Atid, al que los sondeos sitúan como segunda fuerza en las elecciones israelíes, para decirle que juntos «pueden hacer grandes cosas por el Estado de Israel».

Los sondeos a pie de urna otorgaron a la coalición Likud Beitenu, encabezada por Netanyahu, 31 escaños y 19 a Yesh Atid, que se convertiría por sorpresa en la segunda fuerza política del país. Yesh Atid es un partido creado por el ex presentador de televisión Yair Lapid.

«Tenemos una oportunidad de hacer grandes cosas por el Estado de Israel», dijo el primer ministro a Lapid. El líder de Yesh Atid no ha reaccionado por el momento, sin embargo, a los sondeos y se ha limitado a escribir un escueto «Gracias» a sus votantes en su página de Facebook.

Ningún secreto

El número tres en la lista de este partido, Yael German, indicó en su cuenta de Twitter que «no es ningún secreto» que su formación quiere estar en el gobierno pero recalcó que ningún candidato debe dar el apoyo de su partido «por garantizado». German valoró el puesto de segunda fuerza política que le otorgan los sondeos como el triunfo de la clase media.

«Lo sentimos en las calles (...) La gente ha depositado su confianza en nosotros y finalmente hay representación en la Kneset para la clase media», dijo. El rabino Shai Piron, números dos de Yesh Atid, dijo por su parte al canal 2 de televisión israelí: «Igual que os habéis sorprendido de los sondeos, os sorprenderéis de la responsabilidad con que llevaremos a cabo las negociaciones» para la formación del gobierno.

A la espera de los primeros resultados oficiales significativos, los datos de las encuestas a pie de urna dibujan un panorama complicado para la formación del próximo gobierno israelí ya que el partido de Netanyahu pierde escaños y surgen con más fuerza de la esperada los partidos de centro y de derechas.

La líder del Partido Laborista, Shelly Yajimovich, prometió anoche hacer «todo lo posible» para montar una coalición que saque del poder al primer ministro Netanyahu, si se confirma la «oportunidad» a la que apuntan los sondeos.

«Hay muchas posibilidades de que mañana por la mañana (hoy) Netanyahu no pueda formar gobierno y haré todo lo posible para que así sea y formar un gobierno social que lleve a cabo un proceso de paz», dijo Yajimovich a sus seguidores en Tel Aviv, que coreaban «Bibi a casa», en referencia al diminutivo del nombre de pila del primer ministro.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.