El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, impone la Medalla al Honor a título póstumo al piloto de helicópteros Damien Boiteux en Los Inválidos. | PHILIPPE WOJAZER

1

El presidente francés, François Hollande, afirmó ayer que, cuando fuerzas francesas encuentren a terroristas en su ofensiva en Mali, tienen como misión «destruirlos, capturarlos en caso de que sea posible» y asegurarse de que «no vuelvan a actuar en el futuro». Hollande hizo estas declaraciones en una comparecencia durante la VI Cumbre Mundial de la Energía del Futuro, inaugurada en Abu Dabi y transmitida en directo por la televisión francesa, en la que dejó claro que el objetivo es asegurarse de que esos grupos «no puedan actuar en el futuro».

«Si somos atacados nos defenderemos», insistió el jefe del Estado, quien añadió que «si se les puede capturar se hará» y que las autoridades de Mali ya han tomado como prisioneros a algunos de esos rebeldes salafistas. Explicó que, en su apoyo al Ejército maliense, Francia es «parte implicada» en el combate por frenar el avance salafista y justificó su modo de operar por el hecho de que esos terroristas no quieran «dejar de cometer atentados, abandonar las armas o salir de Mali, porque muchos son de fuera».

Gendarme

El presidente dejó claro que París no busca ser el «gendarme de África», sino que deben ser los africanos sus «propios defensores y quienes garanticen su seguridad», pero destacó que Francia es un país amigo, que actúa a petición del presidente interino de Mali, Dioncunda Traoré, y rechazó que sea una intervención por intereses económicos.

Mientras, el Ejército francés intensificó en las últimas horas los ataques a las bases controladas por los grupos terroristas islámicos en el norte de Mali, a la espera de que lleguen las primeras tropas del contingente internacional africano que se desplegará en el país.

En cuanto esté listo el contingente africano previsto por el Consejo de Seguridad de la ONU, el Ejército galo dará un paso atrás y se limitará al apoyo logístico de la misión y a formar, junto a sus socios europeos, a las tropas malienses. Entretanto, el ministro de Defensa francés señaló que en los próximos días tienen previsto incrementar de 750 a 2.500 los soldados en Mali.