Hollande asume ante los argelinos la 'brutalidad' de la colonización francesa

El máximo dirigente de Francia reconoce públicamente el «sufrimiento» que París infligió al pueblo magrebí

| Argelia |

Valorar:
preload
François Hollande, junto al presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, saluda a la multitud mientras camina por el Place Maurice-Audin de Argel.

François Hollande, junto al presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, saluda a la multitud mientras camina por el Place Maurice-Audin de Argel.

PHILIPPE WOJAZER

El presidente francés, François Hollande, calificó ayer en Argel los 132 años del sistema colonial francés en Argelia de «profundamente injusto y brutal».

«Durante 132 años, Argelia estuvo sometida a un sistema profundamente injusto y brutal. Este sistema tiene un nombre, la colonización (...) reconozco los sufrimientos infligidos al pueblo argelino», dijo Hollande en una alocución ante los representantes de las dos cámaras del Parlamento argelino. Hollande, que no pidió perdón por dicho pasado, como exige parte de la población del país, también insistió en que la historia «aunque sea trágica, dolorosa» hay que contarla.

Ante los diputados y los senadores, Hollande rememoró, en particular, la masacre de miles de argelinos que reivindicaban la independencia en las ciudades de Setif y Guelma, el 8 de mayo de 1945, y evocó, en general, «todas las circunstancia de la guerra de Argel», que se extendió desde 1954 hasta la independencia en 1962.

Respeto a los recuerdos

«Debemos tener respeto por todos los recuerdos, el deber de divulgar la violencia, la injusticia y la tortura», dijo antes de subrayar que nada se construye sobre el olvido y que la verdad «une y no divide».

El jefe del Estado francés también indicó que aspira a una paz «que se sustente sobre el conocimiento y la divulgación de la historia».

A pesar de las buenas relaciones económicas entre ambos países -Francia es el primer proveedor y el tercer cliente de Argelia-, la cuestión de la colonización continua lastrando las relaciones políticas bilaterales.

Para Hollande, la cuestión que se plantea hoy en día es saber si Francia y Argelia son capaces de abrir una nueva página en sus relaciones. «Yo lo creo (así) y lo deseo», afirmó el presidente, antes de insistir en su convicción de que ambos países pueden avanzar hacia una nueva era marcada por una asociación estratégica.

«La economía debe ser el centro de nuestra relación», dijo en este sentido Hollande, que ayer presidió la firma de siete acuerdos de cooperación en diferentes dominios. El más destacado fue la rúbrica de un proyecto para la construcción de una planta de montaje de vehículos Renault en la ciudad de Orán, que contará con una dotación financiera de mil millones de euros.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Som jo
Hace más de 7 años

Tanta de sort que no diu res de l'actual centralisme francès, ja que és un dels països més centralitzats del món, o sigui que fins i tot practica el colonialisme dins les seves pròpies fronteres, tant o més que Espanya

Valoración:1menosmas

CHORRADA PROGRE
Hace más de 7 años

Una chorrada demagógica y progre lo que ha dicho Hollande. Pues Argelia, cuando era francesa, era un territorio rico, hasta el punto que no pocos españoles, entre ellos muchos menorquines, fueron allí a ganarse el pan. Desde la independencia, Argelia se ha convertido en un territorio pobre, sometido a calamidades de toda índole, terrorismo atroz islamista, casta política similar a la española, o sea, ladrona, etc, etc. Hombre, si hacemos una balanza a lo mejor estaban mejor antes con los franceses que ahora. Así lo piensan no pocos argelinos, aunque decirlo sea políticamente poco correcto. Por cierto, la independencia la consiguieron a base de terrorismo y de cortar el cuello a muchos argelinos de origen europeo.

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1