Atentado perpetrado ayer en el barrio cristiano de Al Ashrafiya, Beirut, cerca de la popular plaza Sasi. Foto:REUTERS | STRINGER

0

Al menos ocho personas murieron y otras 78 resultaron heridas por la explosión ayer de un coche bomba en el barrio de Al Ashrafiya, en el centro de Beirut, informó la Agencia de Noticias Nacional libanesa (ANN).

La agencia explicó que el estallido, que tuvo lugar en la plaza Sasi, a 200 metros de la sede del partido cristiano de la Falange Libanesa, causó también daños materiales en edificios cercanos.

El atentado con coche bomba ocurrido en el centro de Beirut estaba dirigido contra el jefe de Inteligencia de la policía libanesa, el general Wissam Hasan, que murió en el suceso, informaron fuentes policiales.

Hasan había dirigido las investigaciones por las que, el pasado agosto, el exministro libanés de Información Michel Samaha, cercano al régimen sirio, fue acusado de haber planificado asesinatos contra personalidades políticas y religiosas en el Líbano.

El máximo responsable de los servicios secretos policiales, de 43 años, había llegado anoche a Beirut procedente del extranjero, según la televisión local LBC.

Estaba previsto que Hasan sucediera el próximo año al actual jefe de la Policía libanesa, Ashraf Rifi, cuando este pasara a jubilarse. El general asesinado -próximo al grupo opositor Futuro, de Saad Hariri- estaba en el punto de mira de grupos libaneses favorables a Siria como Hizbulá (chií), que habían pedido su dimisión.

Hasan también había colaborado en las investigaciones sobre el asesinato en 2005 del primer ministro libanés Rafic Hariri, de quien fue su responsable de seguridad, y de otros atentados terroristas dirigidos contra personalidades antisirias.

Enfrentamientos

La inestabilidad ha aumentado en los últimos meses en el Líbano como consecuencia del contagio de la crisis en Siria, escenario de atentados y enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

Por su parte el movimiento político-militar chií libanés Hezbolá condenó el «criminal» atentado perpetrado ayer en Beirut y llamó a «todas las fuerzas libanesas» a unirse en la lucha por la «seguridad de la patria y de los ciudadanos».