Previous Next
0

La primera cita en la carrera por la Casa Blanca, los 'caucus' (asambleas populares) republicanos de Iowa, se saldó finalmente con el triunfo, por tan sólo ocho votos, del ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney frente a su inmediato rival, el ex senador Rick Santorum.

Hubo que esperar hasta la última urna para deshacer lo que en realidad es un empate técnico, en el que los dos aspirantes han recibido el 25% de los sufragios. Romney obtuvo 30.015 votos, frente a los 30.007 de Santorum.

Se trata del resultado más ajustado en la historia de estos «caucus», lo que pone de relieve las profundas divisiones entre los votantes republicanos acerca de sus candidatos y quién es el mejor cualificado para desafiar al presidente, Barack Obama, en las elecciones de noviembre.

«A jugar»

«A jugar. Este es el primer paso para recuperar el gobierno del país», dijo un exultante Santorum en declaraciones a sus partidarios desde un hotel de Des Moines, la capital de este estado del norte de EEUU.

Por su parte, Romney quiso proyectar una imagen presidencial y optó por hacer caso omiso de los resultados de la noche para arremeter directamente contra el ocupante de la Casa Blanca.

«Prácticamente todo lo que este presidente ha hecho ha dificultado que prosperen los negocios», citó el aspirante presidencial, que prometió que, por contra, si él se impone en las elecciones de noviembre, hará de EEUU «de nuevo un lugar que atraiga a los mejores inversores».

En tercer lugar quedó el congresista Ron Paul, que obtuvo el 21,3 por ciento de los votos.

Muy rezagados se situaron el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, con el 13% de los votos, y el gobernador de Texas, Rick Perry, con el 10,3%. Michele Bachmann obtuvo el último puesto, con tan sólo un 5% de los sufragios.