Sarkozy crea un impuesto para las grandes fortunas francesas

La tasa se suprimirá cuando se logre el objetivo del 3% de déficit

| París |

Valorar:
preload
El primer ministro francés, François Fillon, señaló que el impuesto será para las rentas que superen los 500.000 euros.

El primer ministro francés, François Fillon, señaló que el impuesto será para las rentas que superen los 500.000 euros.

25-08-2011BENOIT TESSIER

El Gobierno francés decidió ayer aumentar la presión fiscal sobre los grandes salarios de ese país con la creación de un nuevo impuesto del 3 por ciento sobre aquellos que perciban más de 500.000 euros anuales.

«Se trata de una imposición excepcional cuya duración fijamos hasta que se alcance el objetivo del 3 por ciento de déficit. Cuando lleguemos a ese objetivo (programado para 2013), la medida será suprimida», informó el primer ministro francés, François Fillon.

La iniciativa anunciada ayer, a ocho meses de las próximas elecciones presidenciales, se produce un día después de que dieciséis de las mayores fortunas francesas pidieran al Gobierno que les imponga un impuesto especial para contribuir a salir de la crisis que vive el país.

Entre los firmantes figuran el presidente de L'Oreal y su máxima accionista, los patrones de la petrolera Total, el grupo hotelero Accor, el alimentario Danone, el banco Société Générale, el operador de comunicaciones Orange, la aerolínea Air France-KLM y el fabricante automovilístico PSA Peugeot-Citröen.

Ahorro

Este impuesto a los franceses con ingresos más altos se enmarca en el plan anunciado ayer para ahorrar 12.000 millones de euros de déficit público entre 2011 y 2012 y garantizar así el cumplimiento de los objetivos de déficit máximo del 5,7% este año, el 4,5% en 2012 y el 3% en 2013.

La iniciativa gubernamental fue presentada junto con una rebaja de las previsiones del Ejecutivo sobre el crecimiento económico francés, que será del 1,75% en 2011 y 2012, y no del 2 y de 2,5 por ciento, respectivamente, según las últimas estimaciones gubernamentales.

Fillon anunció además otra serie de medidas, entre las que se contempla una modificación del impuesto sobre sociedades, la supresión de algunos «nichos fiscales» o el incremento de la presión fiscal sobre algunas rentas de capital y sobre las ventajas fiscales de ciertas inversiones inmobiliarias destinadas a los servicios.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.