Un niño recoge restos de la batalla que acabó con la muerte de Bin Laden. Detrás puede apreciarse la residencia del líder de Al Qaeda. | AKHTAR SOOMRO

6

El líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, «no estaba armado» en el momento en el que el comando estadounidense enviado para capturarle abrió fuego contra él, informó ayer la Casa Blanca. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que Bin Laden y su familia fueron localizados en el segundo y tercer piso de la residencia de Abbottabad, en las cercanías de Islamabad, donde se encontraban, y el líder de Al Qaeda presentó resistencia a su captura, por lo que se abrió fuego contra él.

Una de sus esposas echó a correr y recibió un disparo en uno de los gemelos. Bin Laden recibió sendas balas en la cabeza y en el pecho. Aunque no tenía armas consigo, precisó el portavoz de la Casa Blanca, «no es necesario estar armado para oponer resistencia».

Tras ser abatido, el cuerpo del terrorista se trasladó al portaaviones Carl Vinson, en el mar de Arabia, donde se le preparó de acuerdo con las costumbres islámicas, se le lavó y se le envolvió en un sudario blanco. Se le introdujo en una bolsa con carga pesada y se le lanzó al mar tras la recitación de unas plegarias que un traductor repitió en árabe, explicó el portavoz.

La Casa Blanca sopesa la posibilidad de hacer públicas fotografías del cuerpo, aunque hasta el momento no ha tomado ninguna decisión.

Noticias relacionadas

Carney, quien pidió a los medios ser «pacientes», indicó que «estamos revisando la situación y tomaremos la decisión apropiada».

Fotos de Obama

Los servicios de inteligencia no quieren que se den a conocer documentos gráficos ante el impacto negativo que podría tener en el mundo árabe. Pero la Casa Blanca es consciente de la demanda en el exterior de esas imágenes para demostrar la muerte de su enemigo público número uno. Los familiares de las víctimas de los atentados del 11-S también las han reclamado, con el argumento de que les ayudará a volver página.

Gerónimo, el nombre del líder de los indios apaches que en el siglo XIX lucharon contra la colonización de sus tierras, fue el nombre en código escogido por los servicios de inteligencia estadounidenses para designar a Bin Laden.

En un primer momento, las fuerzas especiales de la Marina --los SEAL-- habían confirmado al presidente Obama, y a toda la plana mayor de los servicios de defensa e inteligencia, que había habido contacto visual con «Gerónimo». Unos 40 minutos después de que los efectivos hubieran llegado a la residencia de Abbottabad, donde residía Bin Laden, uno de los SEAL mandó el mensaje más esperado: «Gerónimo EKIA» -'enemy killed in action', enemigo muerto en acción-.

La elección del nombre parece fundamentarse en los paralelismos que existen entre Bin Laden y el líder de los apaches. Así, subraya la CBS , en el caso de Gerónimo se desplegaron unos 5.000 soldados para su captura en 1885. Según el Telegraph , otro punto en común entre ambos es que consiguieron evitar durante años su captura, lo que en el caso de Gerónimo hizo surgir algunas leyendas en torno a su persona, como que era capaz de caminar sin dejar huella o que era inmune a los disparos.