Vista aérea de la localidad japonesa de Minami Sanrikucho en la prefectura de Miyagi tomada el 13 de marzo | Mainichi Newspaper/Junichi Sasak

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, anunció hoy que su departamento ha activado el dispositivo de evacuación ante la posibilidad de que sea necesario repatriar a los españoles que están en Japón por la alerta en la central nuclear de Fukushima. Jiménez facilitó esta información en una rueda de prensa en Ammán ofrecida con su colega jordano, Nasser Judeh, al comienzo de su visita a este país árabe.

La jefa de la diplomacia española detalló que de los 1.852 españoles localizados, la mayoría están en Tokio y 33 en la parte norte de la isla, aunque alejados de la zona de riesgo.

Solo un español, casado con una japonesa, se encuentra a 50 kilómetros de la central nuclear, a 20 kilómetros del perímetro de seguridad fijado por las autoridades japonesas por la explosión en la planta nuclear, situada a 250 kilómetros al norte de la capital.

Otro español que estaba en esta zona la abandonó hace pocas horas, informó Jiménez.

La ministra admitió que la situación de la central de Fukushima es muy preocupante, por lo que no descartó precipitar el envío de aviones para evacuar a los españoles.

«No vamos a escatimar ningún recurso, ni esfuerzo para que nuestros nacionales estén a salvo. Vamos a poner a su disposición todos los recursos que sean necesarios», garantizó.

Según Jiménez, los aviones estarían preparados para que en el momento que fuese preciso comenzar la repatriación.

Noticias relacionadas

La decisión de Exteriores de activar el protocolo de evacuación se ha tomado siguiendo las recomendaciones del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y en coordinación con la UE.

La ministra consideró fundamental que las medidas que se vayan adoptando cuenten con el aval de los organismos internacionales y los expertos.

«Vamos a esperar a ese momento y a medida que se vayan produciendo y haya informes más completos, tomaremos las decisiones que haya que tomar, para ayudar a los nacionales en Japón», insistió.

La ministra señaló que ningún socio europeo ha procedido por ahora a evacuar a sus nacionales de Tokio porque los aeropuertos de la capital y de las principales ciudades funcionan con normalidad.

Jiménez recordó además que su departamento ha desaconsejado «todo viaje» a Japón dadas «las circunstancias actuales tras los movimientos sísmicos y sus consecuencias», como se especifica en la página web de Exteriores (www.maec.es).

Japón sufrió el pasado día 11 un terremoto de magnitud 8,9 en la escala de Richter con el epicentro a 150 kilómetros de la costa y unos 400 del nordeste de Tokio.

Exteriores asegura que hay riesgo de réplicas y de tsunamis en todo Japón, por lo que las autoridades japonesas recomiendan permanecer alejados de las zonas costeras.