6

Uno de cada tres internautas todavía no tiene acceso a un Internet libre, según las conclusiones del estudio 'Los enemigos de Internet' elaborado por Reporteros sin Fronteras (RsF) con motivo del Día Mundial contra la Cibercensura que se celebra hoy.

Pese a los avances dados en los últimos años y las repercusiones que Internet ha tenido en las últimas revoluciones de los países árabes, RsF advierte de que unos sesenta países en todo el mundo practican la censura en la Red, ya sea a través del filtrado o del acoso a usuarios de la Red, y otros podrían unírseles en próximos meses o años.

Los arrestos de blogueros y usuarios de Internet persisten y en 2010 se mantuvieron en el mismo nivel que el año precedente. Actualmente, 119 ciberdisidentes se encuentran en prisión, a pesar de que en 2010 varios blogueros conocidos fueron liberados, como Kareem Amer, en Egipto, algunos días después de que finalizara su pena, o Adnan Hadjizade y Emin Milli, en Azerbaiyán.

Países más represivos

Los cortes de Internet en países como Egipto o Túnez durante las últimas revueltas, las limitaciones del servicio en estados como China y la restricción de páginas como Twitter son algunos de los casos más claros de censura en Internet. Para informar a la gente y destacar que este tipo de prácticas se realizan, la organización de Periodistas sin Fronteras creó en 2008 el Día Internacional contra la censura en Internet.

Los países más represivos de la Red, que RsF considera 'Enemigos de Internet', son Arabia Saudita, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Irán, Uzbekistán, Siria, Turkmenistán y Vietnam.

Todos estos países combinan con frecuencia el filtraje severo, los problemas de acceso, la persecución de ciberdisidentes y la propaganda en línea.

En la lista de 'Países bajo Vigilancia' aún se encuentran Australia, cuyas autoridades tienen la intención de instalar un sistema de filtraje de la Red; Bahréin, que oscila entre fortalecer el filtraje y la liberación de blogueros; Bielorrusia, donde las elecciones inauguraron una nueva era de represión contra los medios de comunicación en línea o Corea de Sur, que refuerza la censura de la propaganda del Norte y conserva un arsenal legislativo represivo.

En la página oficial de la organización, en la que hay una cuenta atrás que finaliza mañana, se explica que este día pretende potenciar «una lucha por la libertad de expresión online en un momento en el que es más esencial que nunca».


Intercambio y libertad

Los responsables de la iniciativa consideran que «la creación de nuevos espacios en la red que permiten el intercambio de ideas e informaciones convierten a Internet en una fuerza para la libertad».

Como ejemplo del poder de internet están las recientes revueltas en distintos países de Àfrica.