CEDEAO amenaza a Gbagbo con uso de la fuerza para obligarle a dejar el poder

| Costa de Marfil |

Valorar:

La Comunidad Económica de los Estados de Àfrica Occidental (CEDEAO) advirtió hoy a Laurent Gbagbo que podría usar la fuerza para obligarle a abandonar la Presidencia de Costa de Marfil, si no accede a traspasar el poder a Alassane Ouattara.

Tras una cumbre extraordinaria celebrada hoy en Abuya, los gobernantes del grupo africano señalaron que, "si Gbagbo no hace caso de esta demanda inmutable de la CEDEAO, la Comunidad no tendrá más alternativa que adoptar otras medidas, incluido el uso de la legítima fuerza" para sacarlo del poder.

La CEDEAO ofrece así una última oportunidad a Gbagbo de facilitar el traspaso del poder pacíficamente a Ouattara, que la organización considera, como el resto de la comunidad internacional, presidente electo de Costa de Marfil en la segunda vuelta de los comicios presidenciales celebrada el pasado 28 de noviembre.

"De acuerdo con los deseos expresados por el pueblo marfileño" en las elecciones, exigen, en consecuencia, "la entrega pacífica del poder por Laurent Gbagbo a Alassane Ouattara", dice el comunicado de la cumbre.

Los presidentes de diez de los quince países de la CEDEAO que acudieron hoy la reunión expresaron, asimismo, su apoyo a la prohibición de viajar y el bloqueo de cuentas a Gbagbo y su entorno, así como cualquier otro tipo de sanciones impuestas por instituciones regionales y la comunidad internacional.

En el encuentro, reiteraron las posiciones expresadas en su anterior cumbre del 7 de diciembre, especialmente respecto a la situación de Ouattara "como legítimo presidente de Costa de Marfil, lo que no es negociable", dice el comunicado.

Por otro lado, manifestaron su "profunda preocupación por el "inaceptable gran número de vidas perdidas" en las últimas semanas y advierten que "todos los responsables se enfrentarán a un juicio internacional por violación de los derechos humanos a la primera oportunidad".

Por todo esto, los presidentes de Àfrica occidental pidieron al jefe de la Comisión de la CEDEAO que convoque cuanto antes una reunión del Comité de Jefes de Estado Mayor de la organización para preparar planes de posibles acciones futuras.

Esta es la segunda cumbre extraordinaria encabezada por el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, titular de turno del organismo, desde que se inició el conflicto en Costa de Marfil, tras la segunda vuelta de los comicios presidenciales del pasado 28 de noviembre, y han asistido delegados de la ONU y la Unión Africana.

En la anterior cumbre extraordinaria sobre Costa de Marfil, el pasado 7 de diciembre también en Abuya, la CEDEAO decidió suspender a Costa de Marfil hasta que Ouattara ocupe el poder y exigió a Gbgabo que abandone la Presidencia.

De acuerdo con los resultados difundido por la Comisión Electoral Independiente marfileña, ratificados ONUCI, el vencedor fue Ouattara, pero Gbagbo no ha reconocido su derrota y pretende permanecer en la Presidencia con el apoyo de las Fuerzas Armadas y de seguridad, milicias partidistas y grupos de mercenarios.

Hasta el momento, según la ONU, al menos 173 personas han muerto por la violencia registrada entre el 16 y el 21 de diciembre en Costa de Marfil, aunque se teme que las víctimas, que se atribuyen a los partidarios de Gbagbo, pueden ser muchas más y los "cascos azules" investigan denuncias de la existencia de fosas comunes.

Hoy, los seguidores Ouattara aseguraron que 745 personas han muerto desde que se inició el conflicto postelectoral en el país.

En una nota remitida a Efe, la Agrupación de los Hufuetistas para la Democracia y el Desarrollo (RHDP), que respalda a Ouattara, señaló que, además de los muertos, hay más de mil personas heridas y el número de desaparecidos es muy elevado por acciones violentas y secuestros que atribuye a seguidores de Gbagbo.

En estas circunstancias, la celebración de la Nochebuena y la Navidad en Costa de Marfil se ven afectadas por la tensión y el temor a la reanudación de la guerra civil y también por la falta de suministros y la imposibilidad de abrir tiendas y negocios hosteleros.

Mientras los comerciantes se quejan de que no pueden abrir para desarrollar su negocio, los clientes señalan que los precios se han disparado en las dos últimas semanas y resulta difícil adquirir productos de primera necesidad.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.