Ahmadineyad reta a Israel en un acto masivo en la frontera con el Líbano

El presidente iraní ensalza al grupo chií Hezbolá y predice la «desaparición de los sionistas»

| Beirut |

Valorar:
preload
Miles de simpatizantes de Hezbolá aclaman a Ahmadineyad en la ciudad libanesa de Bint Jbeil, reconstruida con dinero iraní.

Miles de simpatizantes de Hezbolá aclaman a Ahmadineyad en la ciudad libanesa de Bint Jbeil, reconstruida con dinero iraní.

14-10-2010 | JAMAL SAIDI

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ensalzó ayer al grupo chií Hezbolá y su resistencia, que logró «la amarga derrota de los sionistas», en un acto multitudinario en la localidad meridional de Bint Jbeil, cerca de la frontera con Israel.

«La Resistencia (Hezbolá) pudo provocar la amarga derrota de los sionistas e introducir el temor y la desesperación en el corazón de los sionistas», afirmó Ahmadineyad ante miles de personas que se habían congregado en Bint Jbeil para aclamarlo.

En su segundo día de visita oficial en el Líbano, el presidente iraní se volvió a dar un baño de multitudes en esta ciudad próxima a la frontera con Israel, que fue bombardeada por este país durante la guerra de 2006 y reconstruida con dinero iraní.

«Si no fuera por la Resistencia heroica no habría sido conocida la línea de la frontera entre el Líbano y el ocupante», afirmó Ahmadineyad, quien ensalzó a los habitantes de Bint Jbeil, que, a su juicio, han demostrado ser «más fuertes que los ejércitos y las armas».

Ejemplo en el mundo

El mandatario iraní afirmó que gracias a la sangre de los resistentes «nadie podrá vencerlos» y que «la Resistencia se ha convertido en un ejemplo en la región y en el mundo».

«El pueblo iraní estará en todas circunstancias con ustedes», agregó el dignatario iraní, mientras los presentes lo ovacionaban.

Durante su visita al sur del país, zona de la que Israel se retiró en mayo de 2000 tras 22 años de ocupación, Ahmadineyad no olvidó su retórica habitual y predijo «la desaparición de los sionistas».

Por la mañana, en la Universidad del Líbano y momentos antes de ser investido doctor honoris causa en Ciencias Políticas, Ahmadineyad declaró que Occidente les ha engañado, relacionando la energía nuclear con la bomba atómica, para prohibir a su país que desarrolle su programa nuclear.

«Nos han engañado, dijeron que la energía atómica equivale a la bomba atómica. Los occidentales insisten en que tenemos que cerrar esta puerta de estudios de la energía atómica», dijo Ahmadineyad.

En un discurso dedicado a la ciencia y que se centró en una crítica a la economía, ciencia y política de Occidente, especialmente de EEUU y Europa, el presidente iraní subrayó que «la verdadera ciencia debe estar al servicio del hombre y sus derechos».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.