Kerviel, condenado a cinco años de cárcel y a pagar 4.900 millones de euros

El ex bróker de Société Générale, considerado único culpable del mayor fraude bursátil de la historia de Francia

| París |

Valorar:
preload
El ex operador bursatil de Société Générale Jérome Kerviel, ayer a su llegada al Tribunal Correccional de París.

El ex operador bursatil de Société Générale Jérome Kerviel, ayer a su llegada al Tribunal Correccional de París.

05-10-2010 | CHARLES PLATIAU

El ex operador bursátil francés que provocó un agujero de 4.900 millones de euros a Société Génénale al inicio de la crisis financiera y que se presentó ante la opinión pública como víctima de un sistema lleno de excesos, fue condenado ayer a devolver el dinero que hizo perder al banco y a una pena de cárcel.

El Tribunal Correccional de París sentenció a cinco años de cárcel -tres de obligado cumplimiento- a Jérome Kerviel, un «broker» de 33 años que falseó los datos del sistema informático del banco para el que trabajaba hasta enero de 2008 por adoptar diversas inversiones ficticias que se convirtieron en el mayor fraude bursátil de la historia de Francia.

Abuso de confianza

Los magistrados del caso, que se llevó ante la opinión pública como un ejemplo de los presuntos excesos de las especulaciones bursátiles, dictaminaron que Kerviel fue el único responsable de sus decisiones, que tomó a espaldas del banco, y le condenaron por abuso de confianza, falsificación e introducción fraudulenta de datos en un sistema informático.

«Los elementos aportados por la defensa no permiten deducir que Société Générale tuviera conocimiento de las actividades fraudulentas de Jérome Kerviel», declaró el presidente del Tribunal, Dominique Pauthe, que eximió al banco de cualquier responsabilidad.

Kerviel, que apelará la sentencia y no ingresará inmediatamente en prisión, «sobrepasó el límite de sus competencias al adoptar posiciones especulativas de proporciones gigantescas a espaldas del banco», agregó el magistrado.

Este recriminó además al ex operador que, desde que se conoció la noticia, se presentase ante los medios de comunicación como la «víctima» de un sistema que le alentaba a operar de esa forma, lo que laceraba la credibilidad del conjunto de las instituciones financieras.

En el proceso, Kerviel alegó que al menos otras 70 personas estaban al corriente de las operaciones ficticias que realizaba para camuflar que superaba todos los límites reglamentarios en sus posiciones especulativas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.