0

El Rey Alberto II de Bélgica dejó hoy «en suspenso» su decisión sobre si aceptar o no la dimisión del primer ministro del país, el democristiano Yves Leterme, que esta tarde se vio forzado a presentar su renuncia después de que los liberales flamencos abandonaran el Gobierno de coalición.

«El Rey mantiene su decisión en suspenso», dice un comunicado emitido por la casa real belga al término del encuentro en el que Leterme presentó su dimisión ante Alberto II pasadas las 14:00 horas de este jueves.

Tras la reunión en el Palacio Real, «el Rey y el primer ministro subrayaron cuán inoportuna, en las circunstancias actuales, sería una crisis política, que provocaría un gran perjuicio al bienestar económico y social de los ciudadanos, así como al papel de Bélgica en el plano europeo», concluye la nota.

Bélgica tomará el relevo de España al frente de la presidencia rotatoria de la UE y ocupará este cargo durante un semestre desde el 1 de julio, y varios medios belgas especulan con la posibilidad de que el primer ministro se mantenga en el cargo hasta concluir ese compromiso europeo.

La crisis de gobierno estalló esta mañana cuando los liberales flamencos anunciaron su decisión de abandonar la coalición de Gobierno que dirige Leterme desde hace apenas cinco meses.

Las tensiones entre las comunidades valona y flamenca por un distrito electoral de las afueras de Bruselas, Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV), precipitó este jueves la salida del Open VLD flamenco, que critica la «pérdida de confianza» en el Ejecutivo.