0

El Fondo Monetario Internacional (FMI) constata una fortaleza mayor de la prevista en la recuperación de la economía mundial, para la que augura un crecimiento del 4,2% este año, tres décimas por encima de su anterior estimación, mientras mantiene el pronóstico para 2011 en una expansión del 4,3%.
No obstante, la institución subraya que, a pesar de esta mayor fortaleza, dicha recuperación registra distintos ritmos, con debilidad en muchas economías avanzadas y con fuerza en la mayoría de las economías emergentes y en desarrollo.
«Entre las economías avanzadas, Estados Unidos repuntó con más fuerza que Europa y Japón. Entre las economías emergentes y en desarrollo, las economías emergentes de Asia se encuentran a la vanguardia de la recuperación, pero el crecimiento continúa estando rezagado en muchas economías emergentes de Europa y algunas economías de la Comunidad de Estados Independientes», señala el FMI, que advierte de que «esta recuperación a distintas velocidades continuará».
Diferencias
De este modo, el FMI prevé que las economías avanzadas crecerán un 2,3% este año, frente al 2,1% esperado anteriormente, y un 2,4% en 2011, mientras que el PIB de las economías emergentes repuntará un 6,3% en 2010 y un 6,5% el próximo año, tres y dos décimas más respectivamente que en las previsiones publicadas el pasado mes de enero.
España seguirá en el vagón de cola de Europa este año y tendrá que hacer frente, además de a la peor tasa de desempleo del mundo desarrollado, a una contracción del crecimiento del 0,4%.
Será necesario que acabe 2010 para que el país deje atrás la recesión y reanude la senda del crecimiento, con un repunte esperado del 0,9% para 2011, por debajo del 1,8% estimado por el Gobierno español.
El informe semestral revisa ligeramente al alza la proyección de España, de la contracción del 0,6% adelantada en enero por el FMI al 0,4% actual.
Y si los augurios para el Producto Interior Bruto (PIB) no son muy halagüeños, menos lo son los del desempleo, que subirá hasta el 19,4% este año y quedará en el 18,7% en 2011.
Los datos están muy por encima de la media de la zona euro, que tendrá un desempleo del 10,5% este año y el próximo.
Además, el FMI cree que aumentar la edad de jubilación en España «en línea con la esperanza de vida» sería una buena medida para lograr reducir el elevado déficit fiscal.