El primer ministro iraquí muestra durante la rueda de prensa la fotografía de Al Muhayer. | Reuters

0

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, anunció ayer la muerte de las dos figuras más importantes de Al Qaeda en Irak, Abu Ayub al Masri y Abu Omar al Bagdadi, durante una operación de las fuerzas de seguridad.
Al Masri, también conocido como Abu Hamza al Muhayer, es el líder de Al Qaeda en Irak, mientras que Al Bagdadi está considerado como el máximo dirigente del Estado Islámico de Irak, una coalición terrorista dominada por Al Qaeda.
Al Maliki afirmó en una rueda de prensa que la operación, en la que colaboraron los ejércitos de Irak y de EEUU, se desarrolló en los dos últimos días en la provincia de Salahedín, al norte de Bagdad y se saldó, además, con el arresto de varios cabecillas de Al Qaeda.
El primer ministro, que mostró durante la rueda de prensa fotografías de Al Bagdadi y Al Muhayer, dijo que a los dos cadáveres se les practicaría un examen médico para certificar su identidad.
Al Maliki agregó que es un gran paso no sólo para las fuerzas de seguridad sino también para los iraquíes, y señaló que seguirán trabajando para erradicar Al Qaeda de Irak.
Identidad confusa
La figura de Abu Omar al Bagdadi suele ser motivo de conjeturas porque las autoridades iraquíes ya habían dicho anteriormente que había sido detenido, la última vez el 23 de abril de 2009.
De hecho, alguien con ese nombre apareció en la televisión pública iraquí el pasado 18 de mayo confesando que era el líder terrorista. Esa supuesta confesión se produjo después de que cinco días antes, en un mensaje difundido por foros de internet, una persona que se identificaba como el verdadero Al Bagdadi negó haber sido detenido y afirmó que se encontraba en libertad.
El Ejército estadounidense confirmó que las fuerzas de seguridad iraquíes habían abatido al líder de Al Qaeda en Irak y al de un grupo terrorista local aliado a la red que dirige Usama bin Laden.
«La muerte de estos dos terroristas es potencialmente un devastador revés para Al Qaeda en Irak», indicaron las fuerzas estadounidenses en Irak en un comunicado.