Un hombre paquistaní intenta rescatar a una de las jóvenes estudiantes sepultadas bajo los escombros. | STR/PAKISTAN

1

Al menos ocho personas, tres de ellas soldados de EEUU, fallecieron ayer y decenas quedaron heridas en un atentado contra una escuela para niñas que una delegación estadounidense acudió a inaugurar en el noroeste de Pakistán, según distintas fuentes oficiales.

El ataque ocurrió en torno a las 11.15 horas locales, cuando una bomba caminera de gran potencia estalló a la llegada del convoy que acudía a la inauguración de la escuela, renovada recientemente con ayuda de la agencia estadounidense de ayuda al desarrollo, USAID.

La acción terrorista, cuya autoría asumieron los talibanes paquistaníes, tuvo lugar en la localidad de Koto, en el distrito de Bajo Dir de la Provincia de la Frontera Noroeste, donde el Ejército paquistaní lanzó la pasada primavera una operación antitalibán.

La delegación que acudía a la inauguración incluía soldados estadounidenses, miembros de USAID, periodistas y otros civiles, según distintas fuentes.

Frontera

Un portavoz militar explicó que los soldados se encuentran en Pakistán para entrenar a los miembros del cuerpo fronterizo, versión corroborada poco después por la Embajada de EEUU.

Entre los fallecidos se encuentra un miembro del cuerpo paramilitar fronterizo y el resto son escolares.

La deflagración destruyó varios vehículos y parte de la estructura del edificio, que se derrumbó y atrapó entre los escombros a decenas de niñas.