Trimble rechaza el plan angloirlandés mientras el IRA no inicie el desarme

El Sinn Fein acusa al líder del partido unionista de poner en peligro el proceso de paz en el Ulster

Valorar:
MARTA ALTUNA-LONDRES
El líder del Partido Unionista del Ulster (UUP), David Trimble, advirtió ayer al Ejército Republicano Irlandés (IRA) de que aunque desde la Comisión Internacional para el Desarme se asegurase que este grupo comenzará a desarmarse, estas promesas no son suficientes porque lo que quieren los protestantes son «hechos y no palabras». Las declaraciones de Trimble fueron duramente respondidas por el Sinn Fein por considerar que su actitud es «irresponsable». Según Trimble, su partido mostró su confianza en el IRA cuando se sentaron con el Sinn Fein en el Gobierno autónomo, esperando que el desarme fuera inmediato. Trimble asegura que «ya nos han decepcionado dos veces con sus promesas y no esperamos que pase otra vez».

El líder unionista aseguró que su partido está cansado de palabras y de promesas y que para que los unionistas apoyen el proceso tiene que existir la entrega de las armas, porque además «es algo que deberían de haber hecho hace tiempo». Trimble afirmó que su partido «esperará a ver lo qué pasa a partir de ahora». Y es que se está a la espera de un posible comunicado del IRA en el que podría dar detalles sobre la forma de desarmarse y, sobre todo, sobre la fecha en la que este desarme comenzaría. David Trimble mantuvo ayer por la tarde un encuentro con el presidente de la Comisión Internacional para el Desarme, el general canadiense John De Chastelain.

Asimismo, explicó que a pesar de que el anuncio del lunes en el que se asegura que el IRA entregará el armamento es positivo, «solamente hemos visto un paso y éste es demasiado corto; lo que queremos ver es que comience de una vez por todas el desarme». «Los pasos de ayer (por el lunes) son positivos y esperamos que les sigan otros, añadió. El número dos del Sinn Fein, Martin MacGuinness, criticó duramente la posición de Trimble, ya que, en su opinión, no aprecia el gran paso hacia adelante que ha emprendido el IRA. Según McGuinness, Trimble se ha «opuesto a los puntos fundamentales del Acuerdo de Viernes Santo», como por ejemplo la desmilitarización y el Informe Patten sobre la reforma de la Policía norirlandesa.

Desde este partido se asegura que el paso del IRA ha sido «histórico» y se advierte de que si los unionistas no responden satisfactoriamente a las propuestas del IRA, el daño al proceso de paz del Ulster puede ser irreparable. Por su parte, los socialdemócratas manifestaron su apoyo al documento conjunto elaborado por el Gobierno británico e irlandés, que pretende ser la base para desbloquear el parón en las negociaciones del proceso de paz. Este documento se hace eco de la preocupación de las distintas partes, como la entrega de las armas, la progresiva desmilitarización del Ulster y la reforma de la Policía norirlandesa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.