Representantes de Actúa, Ciudadanos, Més, PSIB, el moderador, PP, Unidas Podemos, PI, Movimient 4 Illes y PLIE, en el debate. | Pere Bota

8

Més y PSIB se llevaron las mayores críticas por Son Reus en el debate con diez partidos sobre bienestar animal organizado este martes por la comisión del Colegio de Abogados. La perrera municipal fue uno de los principales ejes del acto en el que intervinieron Javier Bonet, PP; Antoni Marí, PSIB; Margalida Plomer, Unidas Podemos; Josep María Rigo, Més; Carles Cabrera, PI; Pilar Aparicio, Ciudadanos; Antonio Jiménes, Moviment 4 Illes; Guillermo Amengual, Actúa, y Ilena Bauzà, de PLIE.

Sobre Son Reus el consenso es que hay que mejorar las instalaciones. A partir de ahí llegaron los matices. Marí, del PSIB, se llevó los primeros abucheos del público al hablar de «pequeñeces» sobre algunas de las quejas. La intervención de Rigo, de Més, cargo del Ajuntament, fue recibida con gestos de incredulidad. Fue Actúa quien se llevó los aplausos al apoyar la destitución del actual gerente de forma explícita.

Otro punto unánime entre los partidos fue el compromiso para reformar la normativa de bienestar animal. «Hay que hacerla nueva», «está desfasadísima» fueron las líneas comunes de todos los partidos. A partir de ahí, Moviment 4 Illes quiere descuento de residentes para las mascotas en los viajes; Més apuesta por prohibir la venta de animales a través de la red, a lo que se apuntó también Actúa. El PP incidió en acortar los plazos para adoptar animales abandonados. El PSIB aspira a una coordinación municipal y a un centro de llamadas para casos de maltrato, además de una oficina de atención y así una enumeración de propuestas.

El debate volvió a encenderse con las calesas en Palma y el Port d’Alcúdia. Nuevos reproches a PSIB y Més, declarados «abolicionistas». «No habéis hecho nada en cuatro años», «lleváis diez años de mentiras», atacaron Actúa y 4 Illes. Ciudadanos se descolgó con calesas eléctricas y Rigo intentaba explicar por qué no se pudo hacer. El PP se quedó en solitario a la hora de explicar que hay que dar alternativas a las familias que las llevan a cabo. El moderador del debate, Manuel Molina, aprovechó para ofrecer asesoramiento a los partidos, si lo necesitan.

Natalidad felina

Las preguntas del público y buena parte del debate entraron en el control de las colonias felinas en Palma, entre acusaciones de que se «exterminan» en Son Reus y que el sistema de control de natalidad no funciona. Al debate faltaron Vox y ASI.