Podemos propone estudiar la limitación del alquiler turístico y Vox pretende liberalizar todo el suelo disponible. | M. À. Cañellas

6

Las promesas electorales están en su mayoría para incumplirse pero en el caso de Baleares ni siquiera eso será relevante: ninguno de los partidos estatales con posibilidades de obtener diputado en el Congreso hace una sola mención específica a las Islas en sus propuestas electorales. En el caso de Ciudadanos, el asunto va más allá porque el partido de Albert Rivera aún no ha aprobado su programa electoral, por lo que difícilmente incumplirá lo que no existe.

Pero aunque Baleares quede fuera del programa de los grandes partidos, algunas de las propuestas genéricas sí pueden tener efectos en las Islas si los partidos las cumplen cuando gobiernen.

En pleno debate sobre la organización del Estado a raíz del conflicto con Cataluña, las propuestas sobre el modelo de Estado son muy llamativas en algunos casos. Vox propone la supresión del Govern, el Consell y el Parlament y, mientras llega ese objetivo final, que las comunidades vayan devolviendo competencias al Estado.

Empiezan por las de educación y sanidad, que están en manos de Baleares, además de las de seguridad y justicia, que no lo están. El PP no llega tan lejos pero sí muestra su disposición a que las comunidades que así lo consideren devuelvan competencias al Estado. El programa del PP sí apuesta por hacer una moratoria de nuevos traspasos e incluye algo que ya se hizo en las Islas con enorme polémica: una ley de símbolos para toda España.

La propuesta del PSOE va en dirección opuesta y defiende un fortalecimiento de las autonomías. La de Podemos es más ambigua. Vox y PP también mantienen ciertas coincidencias en materia de lengua: los ‘populares’ aseguran que el conocimiento del catalán no será requisito para acceder a la función pública, incluida la sanidad. Con respecto a la enseñanza, se asegura que el castellano será la lengua vehicular, pero en las comunidades bilingües también lo podrá ser la lengua cooficial. En el caso de Vox, el matiz desaparece.

Ninguno de los partidos explica claramente qué piensa hacer con un tema esencial para las Islas: la financiación. Los socialistas y Podemos hablan genéricamente de la reforma, pero ni el PP ni Vox la mencionan. También las referencias al turismo son insustanciales.
En otras materias, hay propuestas sorprendentes, como la de Vox de liberalizar todo el suelo disponible menos lo imprescindible que deba protegerse. La propuesta de Podemos en materia de alquiler turístico es mucho más tibia que las prohibiciones que ha defendido este partido en Baleares.