Francina Armengol, en una imagen de archivo. | Jaume Morey

6

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este viernes que al Gobierno, que sigue en funciones hasta el 28 de abril, le corresponde «cumplir la palabra dada» en relación con la aprobación del Régimen Especial Balear (REB): «Hemos de esperar a que esto pueda ser una realidad».

Tras la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril, Armengol ha señalado que el REB es un proyecto de estado en el que el Govern balear ha cumplido su parte del trabajo y además «hay un compromiso público» del Gobierno central de que «ellos aprobarían de forma inminente el REB» para la comunidad autónoma.

«Nosotros hemos hecho nuestro trabajo, a quien le corresponde cumplir al palabra dada es al Gobierno de España. El Gobierno de España se ha comprometido y lo ha explicado públicamente y por tanto hemos de esperar a que esto pueda ser una realidad», ha recalcado.

Armengol ha reiterado la importancia del REB que compense a las islas y ha dicho que aunque ha habido avances como la ampliación del descuento de residente al 75 %, el Govern ha hecho el trabajo que tenía que hacer en pro del REB. «Quien ha de aprobar los acuerdos es el Gobierno de España y el tiempo se acorta porque las elecciones ya están convocadas», ha afirmado.

«A quien perjudica es a los ciudadanos de Baleares y desgraciadamente llevamos demasiados años esperando», ha señalado sobre el retraso.

Armengol, que ha descartado adelantar la convocatoria de las elecciones autonómicas previstas para el 26 de mayo, ha valorado los casi 9 meses de Gobierno socialista en España, de los que ha dicho que han supuesto «un retorno a la dignidad democrática, nacido de una moción de censura absolutamente necesaria ante un caso de corrupción grave y una incapacidad de afrontar los problemas del PP».

Sobre el bloqueo a los Presupuesto Generales del Estado, Armengol ha dicho que quienes «han impedido que la legislatura española pueda continuar con unos presupuestos que son los mejores desde hace décadas es la derecha española, que recuerda a los viejos tiempos, y los independentistas, que se han juntado para parar unos presupuestos que daban muchas más posibilidades de que la legislatura continuara».

Según la presidenta balear, la breve legislatura ha sido intensa y marcada por decisiones en línea de lo que había realizado el Govern en Baleares en cuestiones como la lucha contra la precariedad laboral, la violencia machista y el cambio climático.

«Los ciudadanos deberán decidir si seguir en esta línea en pro de propuesta sociales o volver 30 años atrás», ha dicho sobre las elecciones del 28 de abril.