0

Tras la victoria del PP en Balears, el diputado popular electo Miquel Ramis ha señalado que es el momento de trabajar de forma «rigurosa» y «seria», mientras que el diputado electo del PSIB-PSOE Pablo Martín ha reconocido los errores y ha tendido la mano al ganador en favor de la Comunidad Autónoma.

«No podemos hacer de esta victoria una revancha de nada. Aquí estamos para trabajar para que los ciudadanos recuperen el país», ha dicho hoy Ramis durante una entrevista en el programa «La Mirada» en IB3 Televisión.

El socialista Martín, que también ha participado en el programa, ha reconocido la derrota del PSIB-PSOE, que ha perdido un diputado con respecto a la elecciones de 2008. «Es un derrota sin paliativos, la peor que hemos tenido en la historia de la democracia», ha señalado.

Sin embargo, Martín ha comentado que se trata de la oportunidad ideal para los socialistas. «Es el primer día de nuestra recuperación como partido» ha precisado, al aceptar que los votantes pedían un cambio.

Para el diputado electo del PP, que ha conseguido cinco escaños en las islas, «la gente ha votado por una propuesta de equipo, no por Mariano Rajoy o Miquel Ramis» porque es consciente de los momentos difíciles por los que atraviesa el país.

La ciudadanía «prefiere conocer la verdad que sentirse engañada», ha manifestado Ramis en alusión a los ajustes que ha anunciado el PP en campaña y que ya aplica en las comunidades autónomas en las que gobierna.

«Si estas medidas que ahora va a tener que tomar el PP y Rajoy se hubieran tomado cuando tenían que adoptarse, seguramente no estaríamos en una situación tan difícil como en la que estamos», ha dicho.

En opinión de Ramis, el PSOE tiene que empezar a recuperarse porque «es un partido necesario para España aunque esté en la oposición».

Sacrificio

Ramis ha asegurado que el PP siempre ha advertido de que España se enfrenta a tiempos difíciles y de sacrificio, por lo que se ha comprometido a trabajar de forma «rigurosa» y «seria» en cada momento y circunstancia. Tras la campaña, «el trabajo comenzará ahora», ha indicado.

Noticias relacionadas

La ciudadanía y el PP demandaban una mayoría suficiente para poner en marcha «unas políticas que no son fáciles». «Ahora es el momento de la generosidad, de la humildad y la reflexión», ha manifestado.

El diputado del PP ha negado que el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, pidieron ayer directamente el voto a los ciudadanos cuando fue a votar, motivo por el que ha sido denunciado ante la Junta Electoral.

«No ha sido su intención, ha sido una cuestión de interpretación», ha dicho. Para Ramis, ésta ha sido simplemente una anécdota del proceso electoral de ayer, que se desarrolló con normalidad.

En la entrevista, Pablo Martin ha expresado su creencia de que la gente está decepcionada y ha votado por la otra opción mayoritaria.

Ha reconocido que el voto de los socialistas, que han conseguido tres diputados en Baleares, se ha disgregado entre los partidos de izquierda, entre los que ha resultado beneficiado Esquerra Unida, y a nivel nacional, Amaiur.

«La victoria de Amaiur hay que releerla con otra terminología y no con la visión de izquierda o derecha», ha añadido.

En este sentido, el PSOE debe reflexionar porque ha tenido «un tropezón muy importante».

Ha anunciado que durante el congreso ordinario socialista se debe impulsar la reforma de los estatutos del partido, que debe ser «más abierto y atractivo» para los progresistas.

Para Martin, de 34 años, esta campaña «cercana» ha sido una oportunidad para «tomar el pulso de lo que la gente quiere».

El diputado electo socialista ha sido uno de los primeros en felicitar a Ramis por su victoria, a quien ha tendido la mano para defender juntos los intereses de la Comunidad Autónoma. «Estaré al lado para conseguir buenas políticas para Baleares», ha expresado.