15

PSOE y Unidas Podemos han llegado a un preacuerdo de gobierno tras las elecciones generales celebradas el pasado 10 de noviembre. Sin embargo, entre ambos suman solo 155 escaños, por lo que no llegan a los 176 que dan la mayoría absoluta y tendrán que buscar otros apoyos. ¿A qué partidos pueden recurrir para formar un gobierno progresista?

Una de las opciones que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tienen sobre la mesa es la de sumar con los partidos regionalistas y nacionalistas, además del apoyo anunciado de Más País.

En concreto, los partidos que apoyarían la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno serían PSOE (120 diputados), Unidas Podemos (35), Más País (3), el PNV (6), el Partido Regionalista Cántabro (1), ¡Teruel Existe! (1), BNG (1) y Coalición Canaria (2). Estos partidos suman 169 diputados, por los que en la primera ronda decaería la investidura, pero en la segunda vuelta podría salir adelante con la abstención de los 5 diputados de Bildu y los 13 de ERC, ya que es suficiente que el candidato tenga más 'síes' que 'noes'.

Hasta el momento ya han anunciado que votarán en contra del preacuerdo PP (89 diputados), Vox (52), Ciudadanos (10), JxCat (8), Navarra Suma (2) y la CUP (2). En total suma 162 'noes', que son menos que los 170 'síes' con los que podría contar Sánchez.

No obstante, se está barajando la posibilidad de que Ciudadanos vuelva a cambiar de opinión, ya que aún no se sabe quién va a coger las riendas del partido tras la dimisión de Albert Rivera. En el caso de que la formación de naranja cambiase su ya anunciado no a la investidura por un sí, Sánchez podría salir investido presidente en primera votación, ya que PSOE, Unidas Podemos, Más País, el PNV, el Partido Regionalista Cántabro, ¡Teruel Existe!, BNG, Coalición Canaria y Ciudadanos sumarían 180 escaños, cuatro más de la mayoría absoluta.

Otra posibilidad sería que Ciudadanos cambiase el no por una abstención. En este caso, no sería necesaria la abstención de Bildu, pero sí la de ERC.

Por tanto, el único escenario en el que Sánchez no de dependería de los independentistas es si Ciudadanos vota a favor del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos; algo que a día de hoy no se sucede, pero que no puede descartarse.